IMEF prevé caída del PIB de 6.7%

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) estimó una contracción del Producto Interno Bruto de 6.7 por ciento para este 2020, “la cual implica una caída sin precedentes tanto en el s...

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) estimó una contracción del Producto Interno Bruto de 6.7 por ciento para este 2020, “la cual implica una caída sin precedentes tanto en el segundo trimestre, como en el año completo”.

Al presentare el Indicador IMEF manufacturero, que disminuyó en abril 3.7 puntos para ubicarse en 40.5 unidades, expuso que el Indicador permaneció en zona de contracción (menos de 50) por déciimo segundo mes consecutivo.

El Instituto señaló que la tendencia a la baja continua pues su ciclo cayó 1.3 puntos para cerrar en 43.1 unidades y continuar en zona de contracción por once meses consecutivos.

Por su parte, apuntó que el Indicador ajustado por tamaño de empresa disminuyó 4.0 puntos, ubicándose en 41.7 unidades y se mantuvo en zona de contracción por nueve meses seguidos.

En cuanto al Indicador IMEF No Manufacturero, informó que también registró en abril una caída de 3.2 puntos para colocarse en 35.5 unidades y ubicarse en zona de contracción por tercer mes consecutivo. Aquí la serie tendencia-ciclo de ese indicador cayó 2.4 unidades para cerrar en 38.8 unidades y permaneció en zona de contracción por 13 meses consecutivos.

Mientras que, el Indicador ajustado por tamaño de empresa cayó 2.0 unidades para ubicarse en 39.4 unidades y permanecer en la zona de contracción por tercer mes consecutivo.

En cuanto a la respuesta de política económica en México, según el IMEF, “los ciudadanos se encuentran a la espera de mayores apoyos fiscales, debido que hasta el momento las políticas que han sido anunciadas realmente orientadas a atajar la emergencia económica y de salud ascienden a solo 0.3 por ciento del PIB”.

En contraste considera positiva la reacción de Banco de México, pues representan el 3.3 por ciento del PIB, y proven de liquidez por diferentes canales, así como de nuevos esquemas para canalizar crédito vía la banca comercial y la de desarrollo para financiamiento de empresas y personas físicas afectadas por las cuarentenas”.

Por su parte, el sector privado también ha reaccionado con un acuerdo que alcanzó el Consejo Mexicano de Negocios con el brazo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID Invest) para otorgar créditos a mipymes por un monto equivalente a 1.4 por ciento del PIB, así como con un sinnúmero de programas de apoyo, pequeños, pero bien dirigidos.

Reconoció que aun es difícil superar el fenómeno sanitario, y por ello, el regreso a la ‘normalidad’ como la conocemos va a ser más lento. Lo mismo ocurrirá con la recuperación de la actividad económica. Sin duda se reabrirán las economías por fases, por países, por industrias. No obstante, la cautela prevalecerá.

Por esto, recomendó por último, que el gobierno implementen suficientes estímulos fiscales y monetarios para apoyar a que los agentes económicos tengan los recursos necesarios para sopesar periodos prolongados sin ingresos.