Soy un cantador de historias: Camel Perea

*Hablamos con el cantautor mexicano a propósito del concierto virtual que ofrecerá el próximo 20 de abril

*Hablamos con el cantautor mexicano a propósito del concierto virtual que ofrecerá el próximo 20 de abril

Por Ángela Anzo

México, 4 de abril (Notimex).— Un concierto virtual lleno de poesía, con la intención de acortar las distancias y disfrutar desde casa, tal es la propuesta del cantante y compositor Camel Perea (Ciudad de México, 1993), quien prepara una presentación especial que se realizará el próximo lunes 20 de abril a las 20:00 horas.       Acompañado por Los Chorbos: Sam Dávalos (batería), Antonio Palmerín (bajo) y Adriel P. Fuentes (piano), el cantante mexicano ofrecerá un “Beso a la distancia”, en un formato íntimo que integrará géneros como el funk, el bolero, la timba, el jazz, entre otros.       Al hablar con Notimex, refirió que esta será la primera vez que ofrece un concierto de esta naturaleza, pues incluso los artistas en medio de las crisis siempre tienen la necesidad de estar en contacto con la gente, contar aquello que ven y mostrar la perfección e imperfección de las cosas.       —Para mí también es complicado por mi fuerte necesidad de contacto físico, pero en estos momentos preservar la salud y la vida es lo más importante y hallar esos espacios es mi deber, así que podemos encontrarnos en este concierto, como una alternativa frente a una realidad avasallante.       Aunque para él es fundamental la concepción escénica “tradicional” y el acercamiento que permite, decidió valerse de las herramientas tecnológicas actuales, pues considera al arte como una necesidad de primer orden en el desarrollo humano, siendo así una actividad que siempre ha estado ahí para contar capítulos específicos de la historia, sea a través de construcciones de ficción o de nuevas formas del lenguaje; y en particular la canción ha acompañado la memoria sentimental de los pueblos.       El también escritor detalló que esta será una noche muy importante en su carrera, ya que le permitirá explorar otras formas de acercar su arte al público, donde se podrán disfrutar temas como "Kiff", "De cómo me corté con los  cristales", "Dolor neuropático", "Salchichas", "Besos y agravios".

Cantar historias

Camel Perea nos expresa su concepción acerca de la vinculación entre el canto y el acto de contar historias...       –No hay un momento de la vida del ser humano donde la canción no esté presente, el mismo Octavio Paz en El arco y la lira se pregunta qué fue primero, si la danza, la poesía o la música, eso para él seguía siendo un misterio porque parecía que eran alternas y no estaban separadas.       Para nuestro entrevistado, la canción ha servido para unir a los pueblos —salvo raras excepciones—, como un punto que advierte la confluencia de los seres humanos para abrazarse en torno al fuego. Él se define como un cantador de historias, ya que por su ejercicio de escritor dramático sus letras devienen como una variante de la lirica.       —En las canciones siempre he buscado no sólo cantar sino contar, soy muy partidario de esta concepción, porque la poesía y la música están en la génesis de nuestro lenguaje como artistas, pienso que están bastante enraizadas y hermanadas la una con la otra y parten al mismo tiempo de una necesidad narrativa.       Sus temas hablan sobre la migración femenina, la construcción de la memoria, las dictaduras militares del siglo XX, la diversidad sexual, la ruptura de ciertos tópicos como el amor serodiscordante, los feminicidios y transfeminicidios, la revolución femenina, el cuestionamiento de las masculinidades, entre otros temas.       Esta diversidad de temas obedece a la multiplicidad de intereses y su necesidad de apropiarse de los textos, para así darle la dignidad y espacio que merecen, por lo cual considera fundamental que las nuevas generaciones no se olviden del importantísimo valor del lenguaje poético dentro del género de la canción.       Para el chansonnier este es sólo un pretexto para estar cerca del público, un concierto ad hoc con respecto a la manera en que hoy en día se tejen los afectos y las interacciones, pues mientras exista la lengua; la canción también seguirá acompañándonos, incluso... después de la muerte. Los interesados en presenciar el concierto pueden contactar al artista a través de sus redes sociales.