Gobierno federal condena asesinato de periodista veracruzana

El Gobierno de México condenó el asesinato de la periodista María Elena Ferral, quien fue asesinada ayer lunes en calles del centro de Papantla, en el norte de Veracruz.

El Gobierno de México condenó el asesinato de la periodista María Elena Ferral, quien fue asesinada ayer lunes en calles del centro de Papantla, en el norte de Veracruz.

El vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez, aseguró que la corresponsal del Diario de Xalapa recibió amenazas desde 2016, pero no aceptó que se le incluyera en el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación (Segob).

En entrevista para Notimex, Ramírez Cuevas explicó que a la llegada de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador se supo de las amenazas contra la periodista y se le contactó para brindarle la protección que se ofrece con el mecanismo.

“Desde 2016 ella recibió amenazas y desde esa fecha el mecanismo intentó contactarla, pero sin éxito. En esta administración nosotros supimos de estas amenazas y se le ofreció la protección de la Secretaría de Gobernación, a través del mecanismo de protección a periodistas, pero ella no respondió positivamente”, refirió.

El vocero condenó el ataque mortal contra Ferral pues aseguró que es también un atentado contra la libertad de expresión y el derecho a la información, el cual le fue arrebatado a la periodista por su trabajo de investigación sobre crímenes de políticos y personas en la región de Papantla. “Es condenable (…) condenamos este ataque a la libertad de expresión e información".

Agregó que desde el primer momento en que ella fue herida y recibía atención médica se le prestó ayuda desde la Secretaría de Gobernación, "el área de Derechos Humanos y el área de protección a periodistas para salvaguardar a su familia, particularmente a su hija que pidió protección”, indicó.

“Actualmente recibe y está protegida (la hija de la víctima) tanto por seguridad pública del estado de Veracruz, como de la Secretaría de la Defensa Nacional, por el tipo de delito que está asociado, porque tenemos información, del crimen organizado.

“De inmediato se intentó ayudar, medicamente y se intervino con el gobierno de Veracruz, el asesinato de María Elena Ferral es un crimen totalmente terrible, porque atenta contra las libertades de los veracruzanos y de todos los mexicanos”, explicó.

Jesús Ramírez refirió que se asignó una patrulla de seguridad pública de Veracruz y una partida militar que está en vigilancia del domicilio de la periodista, para proteger a su familia y se busca establecer un acuerdo para la protección permanente desde el Gobierno Federal y estatal.