Primo Son debuta con recorrido por la música mexicana

*El bajista de la banda, Reynoso Robleda, comparte del desarrollo de “Yo lo que quiero es romper la piñata”

*El bajista de la banda, Reynoso Robleda, comparte del desarrollo de “Yo lo que quiero es romper la piñata”

Por Cristóbal Torres

México, 30 de marzo (Notimex).— Primo Son es una banda formada en 2016 por los primos Rodrigo Ogarrio (voz, guitarra y jarana), Manuel Manterola (guitarra), Joaquín Ogarrio (teclados), Nicolás Manterola (baterías y percusiones) y Pedro Reynoso (bajo); recién estrenaron su disco debut Yo lo que quiero es romper la piñata, con diez piezas originales.       En entrevista con Notimex,Reynoso Robleda, bajista de esta banda que va de los boleros al rock psicodélico, en un viaje del pasado al presente de la música mexicana, cuenta que desde muy chicos siempre han sido muy aficionados a la música y grandes consumidores musicales: “cada uno tenía sus inquietudes por tocar la guitarra o algún otro instrumento”.       Fue así que un día, Rodrigo Ogarrio presentó algunas de sus canciones y se juntó con Manuel Manterola; “luego decidimos juntarnos los demás y empezamos a tocar en el garage de la abuela”.       Después de tocar en la segunda edición del Festival Pakaraima en 2017 ocurrió un salto de calidad en la agrupación; Pedro lo recuerda como un momento muy especial por la conexión que consiguieron con las personas que estaban ahí.       Además, fue en ese evento donde los pusieron en contacto con las personas que hoy en día forman parte de su sello discográfico La Dee Da Recordings; ese mismo año grabaron tres sencillos con con José Salinas, de Dapuntobeat, fue entonces que las cosas se empezaron a volver más formales para Primo Son.       El bajista reconoce que la transición ha aumentado la exigencia en la banda, “es una lucha todos los días como cualquier otra actividad y cualquier otra pasión; es una batalla constante pero la verdad la hemos librado muy bien hasta ahora, las cosas van poco a poco”.

Una banda entre primos

Reconoce que tener una banda hecha de puros primos no es diferente a una banda convencional pero sí “es muy divertido ser primos tan cercanos”; además, considera que la principal característica de ser familia es que así pueden superar los obstáculos que se van presentando en el camino.      Reynoso Robleda explica que el proceso compositivo recae en su mayoría en Rodrigo: “llega con la letra; también trae la melodía de la voz y una idea general de lo que se imagina que podría ser toda la canción; a partir de ahí la vamos vistiendo”.       Gracias a esta forma de trabajo han conseguido producir una extensa obra; aunque su disco debut está conformado por 10 piezas, Reynoso Robleda menciona que tienen muchas más, “dejamos afuera yo creo que unas cinco o seis canciones que ya tenemos bien armadas”.       Opina que 10 canciones es un buen número para un álbum, “las otras canciones las tenemos ahí guardadas; algunas las podemos tocar en vivo, vamos a dejarlas crecer un poco; a ver si después podemos meternos al estudio para volverla a grabar”.       Yo lo que quiero es romper la piñata salió por el momento en formato digital; sin embargo, Pedro anuncia que hay planes para lanzarlo en formato físico e incluso en vinyl. Ahora Primo Son espera que pase pronto la contingencia para poder presentar el 22 de mayo su disco.       Han planeado una presentación en el Lunario del Auditorio Nacional, “depende cómo siga evolucionando esta situación; pero la idea es ya salir a tocar el disco e ir a festivales y eventos”. El concierto contará con la participación de la banda Pachará y actualmente siguen en la búsqueda de algunos invitados especiales para que puedan interpretar ciertas canciones con ellos.