AMLO descarta pedir prestado al FMI para enfrentar Civid-19

Pese a que el Gobierno de México puede solicitar un crédito de cerca de 10 mil millones de dólares del Fondo Monetario Internacional (FMI) para hacer frente a emergencias nacionales, el presidente ...

Pese a que el Gobierno de México puede solicitar un crédito de cerca de 10 mil millones de dólares del Fondo Monetario Internacional (FMI) para hacer frente a emergencias nacionales, el presidente Andrés Manuel López Obrador descartó contraer deuda para hacer frente a la pandemia del COVID-19 coronavirus.

En su conferencia matutina expresó que el recurrir a préstamos de organismos internacionales era la forma en que durante los gobiernos neoliberales se buscaba solucionar los problemas, pero dicha medida ya no aplica en su administración.

“Ya saben qué hacían en época de crisis, ¿no? Lo primero era pedir prestado, entraba el Fondo Monetario Internacional. Con Zedillo, se embargó el petróleo mexicano y hay una cuenta en Nueva York y todo lo que vendíamos de petróleo iba a esa cuenta y no lo podía tocar, ese dinero, el gobierno de México hasta que se pagara un crédito de 20 mil millones de dólares”, afirmó el mandatario.

“¿Sigue vigente o se canceló la cuenta?”, se le preguntó al titular del Ejecutivo federal, quien indicó que ya no existe.

“Ya no existe eso. Existe, vamos a decir, un compromiso de que podemos disponer de un crédito, creo que es del orden de 10 mil millones de dólares del Fondo Monetario Internacional, pero no vamos a recurrir a él, afortunadamente tenemos reservas y no vamos a endeudar al país (…) no es la misma receta”, afirmó.

El mandatario aseguró que el 90 por ciento de los empleos formales se generan en pequeños comercios o microempresas; por ello descartó que se contemple apoyos a grandes corporativos ante las afectaciones, que ha reconocido, que se darán en la economía mexicana debido a la crisis sanitaria y a la baja de los precios del petróleo.

“El 90 por ciento de los empleos formales los generan los pequeños, o sea, las microempresas, las pymes, el 90 por ciento, porque las grandes empresas están muy desarrolladas en lo tecnológico, entonces es de uso intensivo de capital, pero no necesariamente de mano de obra, los procesos están más automatizados”, afirmó.

López Obrador dijo que se dará apoyo a toda la actividad productiva, no aumentando los impuestos, el precio de los energéticos y no permitiendo la corrupción; por lo que también desechó que se posponga el pago de impuestos o la declaración fiscal.

Afirmó que un eje fundamental para enfrentar la crisis, se decidió la protección de “los débiles, los pobres y los necesitados” y no se convertirá una deuda de privados en pública.

Antes "decían que si rescataban a las empresas de arriba esto iba a llevar a la reactivación económica y fue un gran saqueo. Entonces, esas recetas ya no. Reducción al pago de impuestos no; al contrario, lo que estamos buscando es que paguen impuestos los que no pagaban y siguen todavía sin pagar, y creen que la van a librar porque tienen y no pagan, porque quedaron mal acostumbrados”, fustigó.