Diputados ajustan ley para la defensa del maíz nativo, regresa al Senado

El pasado 18 de marzo, la Cámara de Diputados aprobó con cambios el dictamen que crea la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo, por lo que fue devuelta al Senado de la Repúblic...

El pasado 18 de marzo, la Cámara de Diputados aprobó con cambios el dictamen que crea la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo, por lo que fue devuelta al Senado de la República para el análisis de los ajustes realizados.

La ley, suscrita por las senadoras Jesusa Rodríguez y Ana Lilia Rivera, busca declarar la protección del maíz nativo y su diversificación constante respecto a su producción, comercialización y consumo, como una obligación del Estado para garantizar el derecho humano a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad.

En conferencia de prensa, las legisladoras que impulsaron la ley aseguraron que con la entrada en vigor de dicha ley se protegerá la riqueza biológica y genética de las variedades de maíz mexicano, donde, tratados internacionales como el T-MEC y el UPOV19, ponen en riesgo su patente, así como de otras especies.

“Detrás del maíz, no solo hay indígenas, campesinos y personas que defendemos nuestra identidad cultural. Hay un interés económico que rebasa las fronteras y amenaza la soberanía alimentaria. La defensa del maíz es una defensa por la seguridad nacional”, enfatizó la senadora Ana Lilia.

Mientras que Jesusa Rodríguez aseguró que el maíz es fundamental en la alimentación y en la cultura de los mexicanos, es necesario saber la calidad y procedencia de los alimentos que se consumen.

El documento, aprobado por los diputados, señala que se entenderá como bancos comunitarios de semillas de maíz nativo a los centros de producción, selección, conservación y distribución de esta semilla que tienen por objeto su conservación y administración de forma colectiva, para su producción mediante sistemas tradicionales.

Entre los cambios realizados por la Cámara de Diputados a lo enviado por los senadores se añaden los artículos Cuarto y Quinto Transitorios para que el Sistema de Inspección y Certificación de Semillas revise y modifique los programas de semillas existentes para que se ajusten al objeto de la ley en un plazo no mayor a un año a la publicación del decreto.

También se añade la definición del término raza como los individuos o poblaciones que comparten características en común, “de orden morfológico, ecológico, genético y de historia de cultivo que permiten diferencias como grupo”.

Se añade la palabra Nativo al nombre del Consejo Nacional del Maíz y se especifica que éste estará integrado por el presidente de la República, el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (SEDER), los titulares de las secretarías de Medio Ambiente y la de Cultura, así como del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas y miembros de la sociedad civil relacionados con el sector agroalimentario.

La ley fue presentada el 23 de abril de 2019 por las senadoras Jesusa y Ana Lilia, mientras que el pleno de la Cámara Alta aprobó el dictamen el 24 de septiembre del mismo año.