Fundación de Tenochtitlan, el poderío de los mexicas

*Televisión Educativa transmitió especial sobre este capítulo histórico

*Televisión Educativa transmitió especial sobre este capítulo histórico

Por Víctor Jesús

México, 20 de marzo (Notimex).— Para tener información directa de los expertos, sobre los relatos míticos e históricos que giran alrededor de la fundación de México-Tenochtitlan, el canal de Televisión Educativa del gobierno de México transmitió el programa “La Ciudad de Dioses. El ombligo de la luna”.        En el documental participaron conocedores de la Historia Antigua de México como Eduardo Matos Moctezuma, miembro emérito del Seminario de Cultura Mexicana y Miguel Pastrana Flores, doctor en Historia de México por la Facultad de Filosofía y Letras, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).       Matos Moctezuma mencionó que como la Cuenca de México estaba ya casi totalmente poblada por la riqueza de recursos naturales que generan las aguas de los lagos, los ríos, los bosques o las praderas, los señoríos, como los de Azcapotzalco, Xochimilco o Colhuacan, impidieron a los mexicas asentarse en la región sin tener problemas.       En ese sentido, Pastrana Flores indicó que el último intento por eliminar sus aspiraciones de quedarse en la cuenca, se dio cuando fueron confinados a Tizapán, la casa de la serpientes, pero para sorpresa de los poderosos de la época, en lugar de disuadirlos observaron lo feliz que les hizo comerse todas las serpientes venenosas del sitio que actualmente está en las inmediaciones de Ciudad Universitaria.        De ese momento, según Pastrana, el avance hacia el poder de los mexicas ya no tuvo freno. Desde Tizapán empezaron a ofrecer sus servicios como guerreros a todos los señoríos de la comarca y, poco a poco, se convirtieron, gracias a su práctica en la guerra, día y noche, en los amos y señores de casi todo lo que el antropólogo alemán Paul Kirchhoff llamó Mesoamérica.         Para cerrar el programa Eduardo Matos, mencionó un cálculo obtenido por el arqueoastrónomo Jesús Galindo, de la UNAM: el 13 de abril de 1325, a las 10:54 de la mañana, en la Cuenca de México se observó un eclipse total de sol que duró cuatro minutos y seis segundos; y el pueblo que se decía heredero del dios solar Huitzilopochtli lo convirtió en una señal que hoy, según varios estudiosos, lo dan como la fecha exacta de la fundación de México-Tenochtitlan.