América Latina aumenta medidas para frenar los contagios de COVID-19

El Ministerio de Salud de Brasil anunció hoy que los contagios en el país han pasado a una fase de transmisión comunitaria en algunas zonas, por lo cual no es posible rastrear la fuente de la infec...

El Ministerio de Salud de Brasil anunció hoy que los contagios en el país han pasado a una fase de transmisión comunitaria en algunas zonas, por lo cual no es posible rastrear la fuente de la infección, pues el virus ya circula entre personas que no han salido del país.

Hasta el momento, el país ha reportado 621 casos confirmados de COVID-19, de los cuales 428 se registraron durante el último día; además, según el reporte oficial hay seis muertes. Las zonas de principal contagio de Brasil son: San Pablo y Río de Janeiro.

The New York destacó hoy que a medida que en los países de América Latina comiencen a registrar casos por transmisión comunitaria, el número de infecciones irá aumentado, por lo que las medidas de cierres de fronteras serán insuficientes.

Sin embargo, tanto gobiernos como universidades, empresas y diversos colectivos de la región continúan anunciando medidas que ayuden a disminuir los nuevos contagios de COVID-19; por ejemplo, hoy el Colegio Colombiano de Odontólogos hizo un llamado a todos los especialistas de la salud bucal para que cierren sus consultorios para evitar posibles contagios.

Dicho colegio destacó que los “odontólogos son uno de los grupos de más alto riesgo por todas las actividades que desarrollan en la cavidad oral de sus pacientes, principalmente por la presencia de saliva”.

Por su parte, Haití confirmó hoy los primeros dos casos de COVID-19 en el país, por lo que el gobierno del presidente Jovenel Moïse decretó estado de emergencia, lo que significa el cierre de escuelas y fábricas a partir del viernes, además se prohibieron en el país las reuniones de más de 10 personas.

La víspera, Nicaragua y El Salvador confirmaron su primer caso de COVID-19, pese a que el Gobierno salvadoreño había decretado medidas radicales, como el cierre de todas sus fronteras y la prohibición de entrada para extranjeros.