Corea del Sur destinará ayuda económica a hogares afectados por COVID-19

El Gobierno de Seúl informó este miércoles que planea destinar 264.7 millones de dólares para brindar ayuda financiera a los ciudadanos, como parte de las medidas de emergencia contra el coronavir...

El Gobierno de Seúl informó este miércoles que planea destinar 264.7 millones de dólares para brindar ayuda financiera a los ciudadanos, como parte de las medidas de emergencia contra el coronavirus COVID-19.

El alcalde de Seúl, Park Won-soon, dijo que esta es una situación de emergencia sin precedentes y ha decidido usar todos los recursos posibles para ayudar a los ciudadanos, luego de que se ha detenido la economía local.

En virtud del plan, la capital pagará hasta 404.62 dólares a los hogares cuyo ingreso sea inferior al ingreso medio, pero que no sean elegibles para otros fondos que está previsto que sean proporcionados por el proyecto de ley sobre el presupuesto extraordinario, que fue aprobado el martes por la noche.

El ingreso medio de los hogares unipersonales se situó, este año, en mil 456.66 dólares, y para los hogares con dos y cuatro personas en dos mil 427.77 dólares y tres mil 803.51 dólares, respectivamente.

El monto exacto, que será distribuido a través de certificados de regalo móviles o tarjetas de efectivo, variará según el número de miembros de la familia, indicó la agencia Yonhap.

A los hogares con uno o dos miembros se les pagará 242.77 dólares y aquellos con cinco miembros recibirán 404.62 dólares, según el Gobierno municipal.

El Gobierno municipal estimó que hasta 1.2 millones de hogares se beneficiarán del plan -si todos los hogares elegibles lo solicitan-, previendo que el plan servirá de ayuda a los dueños de pequeños negocios, así como a los trabajadores temporales y a tiempo parcial y a los autónomos.

Seúl, con una población de 10 millones de habitantes, ha reportado, hasta el momento, 270 casos del coronavirus, de acuerdo con los datos del Gobierno.

Hasta el momento en Corea del Sur se han registrado ocho mil 413 casos de infección, mientras que 84 personas -en su mayoría pacientes de edad avanzada con enfermedades crónicas- han muerto