La nueva sonata de Alejandro Santoyo

*El pianista habla sobre la nueva sonata que estrenará este domingo

*El pianista habla sobre la nueva sonata que estrenará este domingo

Por Cristóbal Torres

México, 14 de marzo (Notimex).— Alejandro Santoyo es un músico con plena consciencia de lo que hace, desde muy joven se sintió atraído por la música, “yo creo que me imaginaba los sonidos desde pequeño, simplemente me atraían”. A los seis años de edad sus padres le compraron una guitarra, aquel primer instrumento lo hizo disfrutar de la interpretación aun cuando sólo fuera un juego; luego pasó al violín, “pero a mí me molestaba mucho porque era muy pequeño y sufría por la posición”.       Fue entonces que su madre compró un piano, instrumento con el que experimentó libertad. “Ahí me enamoré del instrumento, como que me encontré... me ubiqué y empecé a jugar con él de inmediato; tendría, quizá, siete u ocho años”.       A pesar de la enorme oportunidad que significó el instrumento, Santoyo lamenta que sus padres no hayan sido más estrictos con él, “desgraciadamente no me forzaron” para practicar. Piensa en toda la obra que pudo componer si hubiera tenido más disciplina de joven; le hubiera gustado crecer en una época clásica donde “no había distracciones; en nuestro caso, se deja al niño más libre y, entre que descubre, no hay disciplina”.       Aunque posee una formación clásica, conociendo a los grandes maestros, a Santoyo nunca le gustó ser un intérprete de lo ajeno, “yo siempre he querido tocar mi propia música, simplemente es un impulso que me jala”. Es por esta razón que ha compuesto piezas desde niño, incluso cuando no tenía conocimientos teóricos.       Hoy en día cuenta con estudios de posgrado en música, sin embargo, “todavía sigo trabajando por intuición; continúo siguiendo ese llamado, yo no puedo tener una partitura porque me siento atado, ya no soy libre...”. Gracias a esa libertad, Santoyo menciona que puede ser más honesto con la música que hace, “trato de ser lo más honrado y sincero posible conmigo mismo y con la gente”.       Anuncia que ya tiene diez canciones nuevas completamente originales para un nuevo álbum, pero aún no decide si meterá otras dos. Mientras, el domingo 15 de marzo, Alejandro Santoyo estrenará una nueva sonata en la Biblioteca Lerdo de Tejada. Con un orgullo palpable, pero sin perder la sencillez, comenta: “todos me dicen que es un estreno mundial y que será en México, pues sí, así será...”.

Tocar para que la gente sienta

Se dice muy emocionado y feliz, pero sobre todo agradecido de escuchar su pieza en vivo, “me encantaría que fuera mucha gente, está bellísimo el lugar”. Explica que dicha sonata se une el resto de su obra con un mensaje de bienestar.       “Es el mensaje que llevo manejando desde hace tiempo; uno de hermandad, porque todo es muy sencillo si dejamos de juzgar, si nos llevamos como niños y somos más prácticos y nos respetamos... esa gentileza está en mi música”.       Específicamente hablando de su sonata, ésta simboliza la vida, en especial la vida de México; “empieza muy sigilosamente con mi propia visión de la era de los aztecas, incluso de cuando llega Cortés y se sorprende al ver la ciudad desde el valle”.       Reconoce que en esta ocasión sí apeló a sus conocimientos de música, “pero el proceso sigue siendo intuitivo porque yo cierro los ojos, escucho y ahí está la música; cuando dejo limpio el canal me doy cuenta que ahí está todo”.       Confiesa que compuso esta pieza cerrando los ojos, “apareció una cosa y luego la fui hilando; las piezas de todos mis discos han sido compuestos así, a partir de escuchar esa intuición; entre menos cuestiono y menos juzgo, mejor fluye y siento que caen las notas donde tienen que estar”.       El concierto que ofrecerá en la Biblioteca Lerdo de Tejada no sólo será el estreno de su sonata, también será la oportunidad de escuchar en vivo al mismo Santoyo, “se trata de gozar, si puedo lograr que la audiencia sienta, ya en ese momento experimento que me pagaron todo el sueldo que merecía”.