Una mirada al Perú de los ochenta

*Se estrenó la película Canción sin nombre en el marco de FICUNAM

*Se estrenó la película Canción sin nombre en el marco de FICUNAM

Por Cristóbal Torres

México, 13 de marzo (Notimex).— En la Sala Julio Bracho del Centro Cultural Universitario de la UNAM, se llevó a cabo la proyección de Canción sin nombre (2019), de la directora peruana Melina León. Una coproducción entre España, Estados Unidos, Chile y Perú, marcando su estreno en México.      La película está basada en hechos reales y se ubica en el Perú de finales de los ochenta. La cinta narra la historia de Georgina Condori (interpretada por Pamela Mendoza Arpi), quien es víctima de una red de tráfico infantil. Su búsqueda por justicia es infructífera debido a las disfunciones institucionales.      Asimismo, se cuenta la historia de Pedros Campos (interpretado por Tommy Párraga), un periodista del diario La Reforma que, en su afán por investigar a dicha red de tráfico, recibe amenazas de muerte.      En sesión de preguntas y respuestas, Melina León reconoció que hacer la película fue “un verdadero parto”, pues conseguir el financiamiento le tomó más de tres años. “Cuando empezamos la película no había perspectiva de género”. El jurado encargado de elegir los proyectos estaba conformado por hombres, “fue hasta que llegaron mujeres que eligieron nuestro proyecto”.      El proceso de realización partió de un ensayo previo de seis meses en el que no hubo guión de por medio. Los actores fueron confrontados ante una situación y debían improvisar a partir de ella. “Es un proceso al que no estaba acostumbrado, generalmente me dan un guión y me lo debo aprender”, expresó Tommy Párraga después de la función.      A diferencia de Párraga, que cuenta con formación actoral profesional, Pamela Mendoza viene del teatro comunitario, “en Lima hay miedo a los que se ven diferentes; los jóvenes empezamos a hacer teatro para pasar desapercibidos al Estado y los armados”. Al respecto, Melina manifestó que “partimos de que queríamos hacer sentir al espectador de la misma manera que se siente la gente en Perú”.