Seminario Internacional de Estudios de Género en el Arte

*Distintas especialistas reflexionaron en torno al papel de las mujeres dentro de las artes

*Distintas especialistas reflexionaron en torno al papel de las mujeres dentro de las artes

Por Víctor Jesús González

México, 10 de marzo (Notimex).— Con el objetivo de iluminar la huella que las mujeres han dejado en la historia del arte y como parte del Encuentro de Mujeres en la Literatura, en el marco del XXIV Encuentro Internacional —XIX Iberoamericano— de Mujeres en el Arte México-España, se realizó el Seminario Internacional de Estudios de Género en el Arte.       La primera ponente en participar fue Margarita Tortajada, maestra en Educación e Investigación Artísticas. Su intervención se centró en reflexionar acerca de Socorro Bastida, “hablar de su historia, es abordar el desarrollo de la historia de la danza en México; ella enfrentó a su propio padre que veía con malos ojos que su hija se dedicara a este arte”.       “Ella no sólo fue alumna de Linda Costa, Gloria y Nellie Campobello, también fue discípula de Estrella Morales que tomó clase con Isadora Duncan; además, gracias a iconos de la danza en nuestro país como ella, se logró que la SEP reconociera a este baile como profesión y arte; ese fue un logro no únicamente para las bailarinas, también para liberación de la mujeres en México”.       Enseguida, la etnomusicóloga Jolie Murray con su ponencia titulada “Mujeres, música e historia”, reflexionó sobre cómo en el mundo de la música, las mujeres también han sido invisibilizadas; para eso, habló de dos figuras del canto latinoamericano: Mercedes Sosa y Amparo Ochoa. Acerca de las dos artistas, detalló que hay algo que las caracteriza: “Las dos se salieron del molde, del estereotipo y por medio de sus letras hicieron pensar al mundo hispanohablante de nuestra historia, de nuestra sociedad y política".       “Mercedes Sosa salió de un pueblo lejano de Mendoza. Sufrió pobreza, explotación, desigualdad y miseria. Por eso, su canto versó sobre la importancia de la conciencia social, acerca de preguntarse de los niños sin comer, de la gente que trabaja de sol a sol y ni así le alcanza para comer o de los pocos que tienen derecho a la riqueza”.       Para cerrar el evento, la poeta Zarina Palafox tomó la palabra y de una manera amena y relajada charló sobre sus “Talleres para mujeres poetas”. El relato dio cuenta de las estrategias para lograr la integración de las mujeres en el discurso textual de las culturas musicales en México. La idea final fue que el talento no es un asunto de la divinidad, ni herencia del género: es básicamente una igualdad de oportunidades y una educación integral y sólida.