Nuevos creadores en la zona de Istmo de Tehuantepec

*La verdadera transformación de un país es cuando apoya a los artistas

*La verdadera transformación de un país es cuando apoya a los artistas

Por Víctor Jesús González

México, 17 de febrero (Notimex).— Existen nuevas generaciones de artistas que es necesario apoyar para que se consoliden internacionalmente desde una de las regiones culturales más importantes del país: el Istmo de Tehuantepec; tierra de la que han brotado artistas de la talla de Francisco Toledo o Andrés Henestrosa, declaró Raciel Rivas, curador de la recién inaugurada muestra colectiva titulada "El Istmo de Tehuantepec".       “No tengo el panorama de todos, pero para darnos una idea de los nuevos artistas de esta región (llamada Guiisi por los zapotecas desde hace varios cientos de años), te puedo mencionar a los fotógrafos Luis Villalobos, Francisco Ramos, Tais Kuri, Ana Hernández; o a los artistas plásticos Sabino Guisu o Enoc Mendoza; existen muchos artistas, no los recuerdo a todos...”, precisó a Notimex.       Y agrega: “Como curador y crítico, te puedo mencionar que quizá en ellos hay una necesidad de voltear hacia el pasado. Una necesidad por desempolvar los significados prehispánicos del Istmo; creo que es un poco de lo que están haciendo mucho de estos artistas; pareciera que todo está dicho, pero no es cierto, hay una insistencia en reinventar el significado y sobretodo de deconstruir la historia de la región, porque se nos dieron algunos mensajes que no eran ciertos del todo”.       El Istmo ha sido una utopía, pero también un discurso político; región compleja que se constituyó como un cruce de civilización al buscar un intercambio comercial y cultural, desde el cual huaves, mixes, zapotecas, zoques y chontales fueron las primeras etnias en habitar la región; hoy se mantiene como una fuente natural y viva de la que brotan artistas destacados.       Rivas, que también ha participado en exposiciones dentro del Munal, dice: “Algunos de ellos son personas con las cuales he trabajado últimamente. El Istmo es muy fértil. En la exposición que se llevó a Madrid y la cual se llamó 'Istmo de Tehuantepec. Tratos, Relatos y Retratos', participaron con algo que quizá es una nueva perspectiva desde la fotografía, misma que está ligada o se fusiona con lo documental, lo estético, la dimensión histórica, el pensamiento y el plano multicultural”.       “Lo que están haciendo es una nueva visión y reinterpretación del Istmo desde la iconografía hasta el sentido social y político; es decir hay una reinterpretación tanto de los significados que conlleva la cosmogonía, como del imaginario del Istmo de Tehuantepec. Más allá de un imaginario estético también el Istmo ha sido un discurso político que siempre se ha promovido como un espacio simbólico de 'Progreso', eso lo digo entre comillas”.

El artista no vive de comer aire...

Para nuestro entrevistado, lo que buscan estas nuevas generaciones de artistas es desmembrar esos nuevos significados, reconstruir una genealogía de dicha región y poder identificar las múltiples influencias que poseen, más allá del discurso convencional que nos han dado. Pero... ¿Qué es lo que se necesita hacer para que estos nuevos artistas logren consolidarse a nivel nacional e internacional?:       “Todo artista necesita que las instituciones fomenten apoyos favorables para la producción artística. Es un tema sistémico, no es un tema propiamente individual; no sólo se trata que el artista tenga talento. Las instituciones deben darle importancia a la producción artística porque eso es lo que al final de cuentas constituye la riqueza de un país”.       Así, Rivas reafirma: “El artista es quién da significado y nuevas narrativas a los espacios. El apoyo que se necesita es económico, pero también democratizar aún más el reparto de esos recursos... es un tema fundamental. Porque el artista no puede vivir de comer aire, para poder producir necesita vivir dignamente, si no hay este apoyo por parte de las instituciones, la cultura se deteriora".      El joven curador, también con experiencia en exposiciones en el Palacio de Bellas Artes, comenta que un ejemplo de caso exitoso es el cubano, pues ha sido uno de los países con instituciones que han apoyado a sus artistas (pintores, escultores, fotógrafos, poetas…) y por eso en la actualidad hay nuevas narrativas en Cuba.       “Cuando me refiero a 'nueva producción artística', quiero decir que más allá de lo que se conoció y desarrolló después de la Revolución Cubana, existe una creación actual llena de vida, con nuevas narrativas, formas de expresarse y de ver el mundo actual. La verdadera transformación de un país es cuando apoya a los artistas”.       Bajo esta lógica, Raciel Rivas, finaliza: “Lo que también se requiere actualmente en la Región del Istmo de Tehuantepec para apoyar a sus creadores, es un trabajo de institucionalización, no propiamente museos, sino que deben democratizarse los recursos y estrategias para que nuestros nuevos talentos se conozcan y sean vistos por los mexicanos".