Buscan que feminicidas no obtengan libertad anticipada

Tras la liberación de dos feminicidas en diciembre de 2019, el gobierno de Jalisco presentó una iniciativa para modificar a Ley de Ejecución Penal mexicana, con el fin de que cumplan la pena compl...

Tras la liberación de dos feminicidas en diciembre de 2019, el gobierno de Jalisco presentó una iniciativa para modificar a Ley de Ejecución Penal mexicana, con el fin de que cumplan la pena completa los encarcelados por este delito.

En diciembre pasado liberaron a Luis Alberto Organista, sentenciado a 25 años de prisión por asesinar a su esposa Yolanda Palomar Bonilla en 2015 y Eugenio Ladra Moreno condenado a 38 años por mandar a asesinar a su esposa Heidi Jurado Belloc en 2009.

El primero salió de prisión por irregularidades en su detención, incluso con presunción de tortura, y el segundo recibió beneficios del juez al cumplir 10 años de su condena.

La iniciativa presentada a través de la Secretaría de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres (SISMH), nombrada “Feminicidas tras las rejas”, busca clasificar al feminicidio como uno de los delitos que no tengan el beneficio de la libertad condicional ni la libertad anticipada.

“Queremos cerrar la puerta a cualquier feminicida. Que pueda usar el pretexto de buen comportamiento para salir de la cárcel sin cumplir su pena. La libertad condicionada anticipada a feminicidas lastima a familias de asesinadas y a todas las víctimas que ahora reciben violencia”, consideró la titular de la SISMH.

Ricardo Suro, presidente del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco, sostuvo que las modificaciones a la Ley Nacional de Ejecución Penal tienen el objetivo de colocar al feminicidio como delito grave que se debe castigar con severidad ante las recientes controversias que se han generado como el asesinato de Ingrid Escamilla.

“Se pretende reformar los artículos 137 y 141 porque la Ley Nacional de Ejecución Penal establece que los delitos en materia de delincuencia organizada, secuestro y trata de personas, eliminan beneficios de libertad anticipada, pero se les olvidó el feminicidio, posiblemente porque es un tipo penal que no estaba en la agenda pública, aquí en Jalisco”, explicó el magistrado.

La iniciativa será presentada por la senadora Verónica Delgadillo, quien recordó que los asesinatos de niñas y adolescentes han aumentado 72 por ciento en México, donde cada 24 horas se denuncian en promedio 99 delitos sexuales y cada día se cometen 43 casos de abuso sexual.

“En 2019 asesinaron a 2 mil 819 mujeres de forma violenta, sólo 976 fueron clasificados como feminicidio. Un feminicidio es la expresión máxima de violencias que inician con el tocamiento, las ofensas, la violencia psicológica, económica y demás, el problema es estructural y hay mucho por hacer”, consideró Delgadillo.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Nacional, durante enero se registraron dos feminicidios en Jalisco y hasta el 15 de febrero otros dos casos.