Existen pocas fuentes de trabajo en la ópera: Ricardo López

*En México, dicho género es de calidad, pero precario

*En México, dicho género es de calidad, pero precario

Por Luis Galindo

México, 13 de febrero (Notimex).— El barítono Ricardo López lamentó que las fuentes de trabajo en el medio operístico sean muy pocas y uno de esos esfuerzos es autogestionar nuevos espacios, nuevas ventanas de oportunidad para los mexicanos.      El intérprete del bel canto, expresó que presentar proyectos en otros espacios es una oportunidad muy importante que se le ha presentado, apoyado por el Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli, que preside el maestro Francisco Méndez Padilla y de otros colaboradores.       “Estamos de alguna manera impulsando nuevos espacios y eso es sumamente importante, es una responsabilidad que los artistas tenemos. Con el apoyo del Centro Nacional de las Artes presentaremos una ópera concierto titulada Un baile de máscaras, los días 14 y 16 de febrero”, mencionó el barítono, en entrevista con Notimex.       También dijo que la ópera en México se encuentra, desde su punto de vista, “muy precaria, en el sentido de que existen pocas oportunidades para tantísimos cantantes, afortunadamente de muy buena calidad. Es talento de exportación, el problema es que no siempre hay momento para todos, muchos hemos tenido que emigrar en un momento de la vida”.       Aclaró que “no necesariamente por irte o no irte, eres mejor o peor, pero ciertamente el hecho de estar aquí en México, te obliga a tener otras alternativas, una de ellas es crear nuevos espacios y otra es buscar algo diferente a la ópera”.       Por su parte, Francisco Méndez Padilla, director del Concurso Nacional Carlo Morelli, expresó que dicho encuentro operístico celebra su 40 aniversario este año, del cual han salido voces tan importantes como la de Javier Camarena, Rolando Villazón, Ramón Vargas, María Katzavara y Arturo Chacón.      “El concurso surgió en 1980, y ahora en 2020 vamos a celebrarlo con diversos eventos. Estamos planeando una gala de aniversario en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, donde esperamos que se conjunten todos los elementos para que algunos de los cantantes más relevantes puedan acompañarnos como en ocasiones anteriores”.      Abundó que está el concurso propiamente el 14 de junio en el Palacio de Bellas Artes y “estamos planeando un evento similar a la ópera concierto con la obra Un día de reinado que ojalá podamos realizar este año para culminar con las celebraciones”.      Respecto a las únicas dos funciones que tendrá la ópera concierto Un baile de máscaras, comentó que de entrada le propusieron al Centro Nacional de las Artes (Cenart) hacer dos presentaciones, y este tipo de obras son las que habitualmente se programan.      “Al no ser un montaje en forma con escenografía, vestuario, y otros elementos, se corre el riesgo de que no sea suficientemente atractiva para un público mayor que llene cuatro o cinco funciones, por lo cual esperamos que estas dos presentaciones estén llenas y que la gente que venga corra la voz y para que el domingo tengamos un lleno total”.       Detalló que este proyecto es una suma de voluntades, las ganas de hacer música, y que todo el talento creativo está comprometido con este montaje:      “Creo que es importante destacar que no estamos cobrando como corresponde. No es que un empresario o una institución nos haya contratado para hacerlo, nosotros lo propusimos y el Cenart gentilmente nos aceptó. Pero siempre es un riesgo”.      Un baile de máscaras se presenta en el Teatro de las Artes del Cenart los días 14 y 16 de febrero. Contará con la participación del tenor José Luis Ordóñez, el barítono Ricardo López, la soprano Bertha Granados, la mezzosoprano Amelia Sierra y Rosa Muñoz y la soprano Penélope Luna, así como los barítonos Vladimir Rueda y Carlos Rojas, los bajos Aldo Arenas y Adrián Hernández y el tenor Jesús Cortés.