Conversaciones con un físico literario

*Christoph Holzhey es un investigador formado en física y literatura, con una obra muy peculiar

*Christoph Holzhey es un investigador formado en física y literatura, con una obra muy peculiar

Por Cristóbal Torres

México, 22 de enero (Notimex).— Christoph F. E. Holzhey es un investigador alemán fundador del Instituto de Investigaciones Culturales de Berlín; en 1993 se doctoró en Física Teórica por la Universidad de Princeton con una tesis sobre los agujeros negros; tiempo después, se doctoró en la Universidad de Columbia en literatura alemana.      El investigador es un caso poco común de alguien que se formó por el lado científico y también humanístico, “la verdad es que no fue una decisión que haya formulado desde el principio”, explica en entrevista con Notimex.      Asegura que siempre quiso ser físico, “desde hace mucho tiempo yo tenía claro que quería estudiar física, pero con el tiempo me empecé a sentir más interesado en la literatura y las humanidades”.      No recuerda con precisión cuál fue la chispa que lo motivó a dar ese salto de campo, sólo recuerda que “fue después de terminar mi doctorado en Física; supongo que simplemente pasó, nunca lo tuve planeado, la verdad”.      Hoy en día intenta combinar ambos terrenos en su labor investigativa, “me interesa ver qué puedo conseguir a partir de una perspectiva más amplia”, aunque reconoce que su faceta de físico está más diezmada.      No niega que su formación le ha permitido analizar temas de una manera distinta a otros académicos que simplemente se han dedicado a un campo de estudio, “eso es algo que he ido descubriendo conforme me he adentrado en la literatura”.

Las paradojas de la literatura

Reconoce que no se dedica única y exclusivamente a encontrar perspectivas propias de la física en la literatura, “pero con el paso del tiempo me he dado cuenta que las personas ven temas de una perspectiva diferente que la mía, algo que me parece, no lo sé, muy natural cuando estudias física, pero no es tan evidente para otras personas”.      Un ejemplo de esto fue su tesis de doctorado sobre las paradojas estéticas en la literatura, tema que no recuerda exactamente cómo surgió, pero que le impactó porque “fui capaz de distinguir las diferencias para intentar hacerlas parte de una misma cosa, sobre todo cuando hablamos acerca de qué es la verdadera cultura”.      —Lo que me interesó fue precisamente cómo la literatura puede ser parte de la ciencia, pero, al mismo tiempo, hay un fenómeno muy claro que las separa. Hay quienes ven la literatura únicamente como una fuente de conocimiento, la encierran en una dimensión cognoscitiva.      Lo que le llamó la atención de la literatura es “cómo puede tocar el aspecto emocional, producir una forma muy particular de placer estético; me interesaba ver hasta qué punto podía ser un fenómeno paradójico porque podemos encontrar placer y, a la vez, cierta incomodidad, incluso dolor”.      Aunque Christoph Holzhey estudió física la mayor parte de su vida, hoy en día ya no se considera un físico del todo. “Me gusta seguir atento a los últimos adelantos, pero ya no formo parte activa; sigo relacionado con algunas preguntas, pero ya desde un punto de vista filosófico”.      El investigador se encuentra en México para hablar en el coloquio "¿Cómo surge un nuevo orden?", donde tratará el tema de la emergencia, “intentaré proponer diferentes teorías de cómo emergen nuevos fenómenos; tomaré ejemplos de la física para demostrar que hay una paradoja donde, a pesar de los cambios, sigue existiendo un vínculo entre los fenómenos precedentes y sucesores”.