Cuartetas casuales

Dinero, dinero, dinero

Dinero, dinero, dinero

Víctor Roura

Hay autores que escriben solamente

para vender libros, como cantantes

que cantan para vender discos. Antes

se decían artistas, simplemente.

Pero son vendedores, negociantes.

Como el periodista que hace su imagen

para cobrar por su información. Antes

se alzaba la honra. Hoy, piden que la bajen

de su irreprochable sitio cimero,

pues lo único valioso es el dinero.

Si en el amor es básico el dinero,

¿qué esperamos del arte verdadero?