Eugenio Barba y su experiencia en Oriente

*El dramaturgo italiano habló sobre la génesis de su libro: La luna surge del Ganges

*El dramaturgo italiano habló sobre la génesis de su libro: La luna surge del Ganges

México, 19 de enero (Notimex).—  En el Teatro Helénico se presentó el libro La luna surge del Ganges, en presencia de su autor, Eugenio Barba, acompañado en la mesa por Jaime Chabaud, de editorial Paso de Gato; y Antonio Zúñiga, director del Centro Cultural Helénico.      La presencia de Barba "me estrujó el ser y me conmovió el alma; es como si al mar le pudiéramos preguntar qué se siente ser mar y él nos devolviera la ola interminable”, expresó Zúñiga al iniciar la presentación, lo que provocó una expresión de sorpresa en el italiano y un aplauso de todos los presentes.      Por su parte, Chabaud explicó que el libro fue uno de los proyectos más difíciles a los que se ha enfrentado. Tuvieron problemas con la primera edición, misma que se publicó con páginas vacías y mala numeración: “es lo peor que me ha pasado en la vida”, dijo Barba cuando recibió 120 ejemplares de esa edición.      “Demandamos a la imprenta y tuvo que pagar una nueva impresión”, recordó Chabaud, quien mencionó también que fue “financieramente difícil” publicarlo. Agradeció la ayuda del Museo Maya, la Universidad de Guadalajara, la Secretaría de Cultura de Puebla y al Teatro Helénico por su aporte. Momentos después anunció que la librería Paso de Gato cerrará sus puertas en tres meses, sin ofrecer mayor explicación.      En su intervención, Barba compartió lo mucho que le sorprendió el teatro asiático durante su primer viaje a India en 1963: “tenía un gran interés por saber sobre la técnica, cómo se individualiza”. Reconoció no entender cómo, a pesar de ignorar por completo los códigos teatrales de esa región, “todo fue como una alucinación para mí”.      Señaló los contrastes entre aquella escena teatral y la europea que él había conocido hasta entonces, con más “esnobismo, frivolidad e incluso celo”. Terminada su intervención, el autor dedicó tiempo para firmar ejemplares de su libro.