Policía enfrenta a manifestantes en Hong Kong

Cientos de manifestantes en Hong Kong se reunieron este domingo en un parque público para exigir reformas democráticas y un boicot al Partido Comunista chino, mientras la policía empleó gas lacrim...

Cientos de manifestantes en Hong Kong se reunieron este domingo en un parque público para exigir reformas democráticas y un boicot al Partido Comunista chino, mientras la policía empleó gas lacrimógeno y realizó detenciones en las calles cercanas a las estaciones de metro.

Los manifestantes con las máscaras y ropa negra habituales de su movimiento, abarrotaron el Chater Garden, cerca del edificio del Consejo Legislativo local, en la última de una serie de protestas contra el gobierno desde junio pasado, cuando Hong Kong salió a las calles para expresar su enojo por un proyecto de ley de extradición ahora retirado.

Los activistas han ampliado sus demandas de sufragio universal y una investigación independiente sobre el manejo policial de las manifestaciones, destacó Channel News Asia.

En una táctica aparentemente nueva, la policía se presentó con anticipación con un equipo antidisturbios, con oficiales que realizan operaciones de "detención y búsqueda" cerca de las manifestaciones esperadas. Un camión con cañones de agua y jeeps blindados también fueron visibles en las calles centrales.

El 1 de enero, una marcha de decenas de miles de personas terminó con la policía disparando gas lacrimógeno para dispersar a las multitudes.

Las autoridades de Hong Kong han arrestado a más de siete mil personas, muchas de ellas acusadas de disturbios que pueden conllevar penas de prisión de hasta 10 años. No está claro cuántos aún están bajo custodia.

La ira ha crecido a lo largo de los meses debido a la percepción de que Beijing estaba apretando su control sobre la ciudad, que fue entregada a China por Reino Unido en 1997 en un acuerdo que aseguraba que disfrutaba de libertades no disponibles en el continente.

Beijing niega la intromisión y culpa a Occidente por fomentar los disturbios.