LITORAL

DESDE EL LIBRERO

DESDE EL LIBRERO

DE LOS 10 AÑOS DE LA COLECCIÓN SÓLO CUENTO, DE LA UNAM

Por diez años, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha publicado una antología anual de lo mejor del cuento contemporáneo, con representantes de diversos países y que abarcan el género de diversas formas y temas. No importa país de procedencia ni si son seguidores de una tendencia u otra, si rompen esquemas, siguen el formato tradicional o innovan de distintas formas. Lo único que se toma en cuenta es que sean eso, narraciones breves.

El tomo diez de Sólo cuento, correspondiente a la primera década de la publicación sacó una reimpresión en septiembre de 2019, la cual tenemos en nuestras manos. En ella se reúnen textos de autores conocidos y no tanto. Predominan los cuentos de mujeres por una razón simple: son quienes más se han abocado a este género literario. Así, en el volumen de 375 páginas se pueden apreciar nombres como Margo Glantz, Angelina Muñiz-Huberman, Almudena Grandes, Elia Barceló, AmparoDávila, Bibiana Camacho, Cristina Peri Rossi, Raquel Castro o Karen Chazek

También, de Enrique Vila-Matas, Dante Liano, Óscar de la Borbolla, Luis Zapata, Rafael Villegas, Ricardo Sumalavia, Leonardo Valencia y Rafael Villegas, por mencionar algunos nombres. Como se ve, la variedad es la marca de esta publicación y la compiladora es Cecilia Eudave.

No obstante tal diversidad de plumas y estilos, a los cuentos reunidos los hermana el hecho de que en los personajes se perciben a sí mismos en un mundo de soledad, abrumados por la adversidad y con la apremiante necesidad de encontrar una salida a su situación, que es muy de los tiempos que se viven en la actualidad prácticamente e cualquier rincón del mundo. Para entender mejor esto último, los cuentos fueron reunidos en cuatro apartados que lo explican: De viajes y traslados; Circunstancias amorosas; Asuntos de familia y Otras realidades.

Además de lo ya dicho, el conjunto de textos que componen esta edición, que como las anteriores brilla por su sencillez y belleza, son una muestra del perfecto estado de salud de que goza el cuento. Se nota su lucha y nuevos derroteros que toma para permanecer vivo, vigente y necesario. Puede encontrarse en ellos avances hacia la hibridez, así como complicidad con otros géneros o formatos, como la poesía, el teatro (multiplicidad de diálogos) o la narrativa novelesca.

Por lo mismo, algunos de ellos sobresalen por su brevedad y otros por extenderse hasta límites permitidos para un cuento sin caer en lo que es la novela breve. Algunos son más la descripción de un momento, de una acción, una vivencia, mientras que otros desarrollan tramas más elaboradas, intrincadas y hasta sorprendentes. Igualmente se pueden encontrar ejemplos del cuento tradicional. Pero en conjunto, son ejemplo de la vitalidad de que goza el cuento en nuestros días.

Una verdad que puede sacar de la colección es que el lector que se acerque a la treintena de cuentos reunidos se quedará “encandilado con su comienzo y que acabe boquiabierto con las últimas líneas de éste”, como bien lo advierte Carlos Alemay Bay en el Prólogo.