Alebrijes, figuras fantásticas hechas a mano

*Tradición familiar en San Martín Tilcajete, Oaxaca

*Tradición familiar en San Martín Tilcajete, Oaxaca

Por Evangelina del Toro

México, 15 de enero (Notimex).— Alebrije, aquel ser fantástico que no existe en la vida real, es la artesanía en talla de madera que se realiza generación tras generación en San Martín Tilcajete, Oaxaca.      "Es una fusión de animales reales. Vienen a Tilcajete y nos dicen quiero un toro con alas de águila o un jaguar con una cola de iguana; entonces, el alebrije es eso, un ser fantástico, algo que nosotros creamos con imaginación", señaló a Notimex el artesano originario de este municipio, Enrique Fabián Ortega.      Con 26 años de edad y 19 elaborando este tipo de figuras, recordó que este trabajo lo realiza su familia desde hace tres generaciones; y ahora sus hijas han iniciado en esta tradición en el taller que creó en 1974 y que lleva como nombre “Una inspiración de mi vida”, en donde se realizan obras de arte únicas y con un estilo natural interpretando sueños, imaginación y creatividad.      "Lo nombré así porque el alebrije es una inspiración que nosotros hacemos a través del sueño, que, a veces, es donde nosotros creamos; la imaginación la combinamos con una lluvia de ideas y lo expresamos con nuestras manos, con la ayuda de machetes y gubias", explicó.      Mencionó que la elaboración de estas figuras nació en ese municipio con el carnaval ancestral que se lleva cabo un día antes del miércoles de ceniza en su entidad, que va acompañada por máscaras de madera para desfilar y anunciar la llegada de la cuaresma.      Precisó que con la práctica, el trabajo se vuelve menos difícil y una de las piezas más emblemáticas que tienen es un personaje parecido a Stitch, aunque su figura es una combinación con ojos de rana, un cuerpo de extraterrestre, cuatro cuernos, cola, alas y fuego de dragón.

Alebrijes que cuidan el medio ambiente

Para llevar a cabo sus artesanías, comentó que desde hace ocho años usa raíces o troncos secos, sin descuidar la calidad, para no talar más árboles, “ahora mis alebrijes tienen en cada parte de su cuerpo algo reciclado, como unos zapatos viejos”.      Utilizar materiales reciclados nació tras el inicio de un proyecto con la Fundación Rodolfo Morales, hace 15 años, con la que cada determinado tiempo realizan la reforestación del árbol de copal, que es la madera que usan como materia prima, aunque también lo hacen con jacarandas y pinos.      "Esto lo hacemos desde hace 15 años y seguimos. En el mes de julio estamos reforestando y desde hace ocho años estoy reciclando la madera", refirió.       Enrique Fabián Ortega manifestó que con el trabajo familiar en el taller “Una inspiración de mi vida” ha comenzado a exportar sus productos a España, Estados Unidos, Alemania, Francia y otros países, aunque también a nivel nacional, que es donde más clientes tiene, como galerías y coleccionistas.      "El cliente nacional cree en nuestro trabajo por el detalle y calidad que entregamos. Empezamos a exportar desde hace cinco años y es algo muy padre, porque al principio es muy difícil exportar, pero gracias a la difusión del taller y de nuestro trabajo en Internet, es más fácil", resaltó.       Finalmente, dijo que para ellos, es importante que se reconozca el trabajo artesanal que llevan a cabo desde hace varios años, “no ocupamos maquinaria, todo es a mano, con nuestra imaginación y creatividad”.