Hay que acabar con la prostitución de los recursos: senador Armenta

El senador de Morena, Alejandro Armenta, dijo que la deuda como instrumento de financiamiento para estados y municipios no debe mitificarse, pero advirtió que “el problema es cuando se prostituyen ...

El senador de Morena, Alejandro Armenta, dijo que la deuda como instrumento de financiamiento para estados y municipios no debe mitificarse, pero advirtió que “el problema es cuando se prostituyen los recursos”, cuando hay complicidad y mal manejo del presupuesto, como ha ocurrido en México.

Bajo esta premisa, refirió que durante el pasado periodo de la Cámara de Senadores presentó una serie de modificaciones a la Ley de Disciplina Financiera que busca orden, planeación, articulación y transparencia de los recursos.

En entrevista con Notimex, el presidente de la Comisión de Hacienda y de la Bicamaral en materia de disciplina financiera en entidades federativas y de municipios, habló además de su propuesta que pasó a la Cámara de Diputados, de lo que significa el primer año de la 4T, el crecimiento en la inversión extranjera en el país y los alcances del actual presupuesto.

Armenta dijo que la Ley de Disciplina Financiera debe adecuarse para que lo que no se considera como deuda, que son los compromisos de pago y los fideicomisos públicos que se pusieron de moda en los últimos 10 años y que llegaron a pervertirse hipotecando a estados y municipios, sean perfectamente clarificados.

“Que se garantice la transparencia para que los ciudadanos que viven en cualquier parte del territorio nacional, sea municipio o estado, sepan cuánto pagamos por nuestros impuestos por servicio de deuda municipal, si la hay; cuánto pagamos por servicio de deuda estatal”.

A diferencia del pasado, añadió, hoy sabemos que por el servicio de deuda que es de 10 billones, los mexicanos pagamos arriba de 750 mil millones de pesos, es decir el doble de los recursos que se ejercieron en 2019 para todos los programas sociales del país.

El senador poblano indicó que la nueva ley busca que la deuda contratada no sea para una obra del gusto de la autoridad local o estatal, sino que sea más una necesidad, que atienda programas educativos, de salud, de seguridad, de educación, inversión productiva, de apoyo al campo, al sector secundario de la economía; que genere estructura o infraestructura turística.

Combate al “huachicoleo” en general

El exalcalde de Acatzingo de Hidalgo, Puebla, dijo que en el primer año de la Cuarta Transformación el país ha sentado las bases de un cambio trascendental en el cual el combate al mal manejo del presupuesto ha sido fundamental.

“Ha sido un año de un cambio que ha iniciado… venimos de un régimen político que asentó la corrupción, el saqueo y el abuso del poder en tres aspectos, que durante 30 años se volvió un cáncer de corrupción que llevó al Poder Ejecutivo, al Legislativo, al Judicial, en el orden estatal, federal y municipal.

“Bueno, estos tres factores o características de la corrupción que se dispersó como cáncer y que tenemos que extirparlo por mandato de la población, es el saqueo, robo, o huachicoleo fiscal, el saqueo robo huachicoleo presupuestal, el saqueo robo-huachicoleo energético o de recursos naturales”.

El también exdiputado local y federal expresó que ahí está la fuente de saqueo y de corrupción que ha llevado al país a tener una deuda de 10 billones de pesos sin crecimiento y desarrollo, cuando en el año 2000 la deuda se ubicaba en 3 billones de pesos.

“Ahí está la fuente, ahí está el origen del por qué somos un país que importa gasolina en lugar de producirla, en un país que llegó a ser el cuarto país productor de petróleo. Ahí está el origen del por qué había privilegios para los que ganaban mucho, los grandes corporativos internacionales, pidieran condonaciones presupuestales y condonaciones de impuestos mientras la mayoría paga sus impuestos y no recibe ningún tipo de condonación”, apuntó.

Armenta aseguró que a poco más de un año de la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador se combate a fondo la corrupción, la pobreza y la marginación, así como la inseguridad después de 30 años de saqueo.

“Este año, no nos hemos endeudado más, iniciamos un proceso de eliminación de deuda, la plataforma productora de petróleo estaba cayendo, …hoy, eso hemos ganado, pero es el primer año, el primer año después de 30, en los que exprimieron a Pemex, (al grado de) dejarlo en grado de asfixia, una asfixia financiera, al grado que las seis refinerías sólo tenían capacidad de producción al 30 por ciento”.

En contraste, mencionó, hoy las seis refinerías del país producen un 40 por ciento, 10 más de lo que era su capacidad, lo que encamina al país hacia un desarrollo con crecimiento, “no crecimiento para que unos cuantos logren la concentración de la riqueza, como sucedía.”

México está creciendo

Por otra parte, el legislador Armenta expresó que durante 2019 México creció 7.8% en inversión extranjera, lo cual significa confianza de los sectores productivos y destacó también el incremento del salario de los trabajadores como no había sucedido en 20 años.

Recordó que en esa lógica en el último trimestre del año pasado los empresarios anunciaron ante el presidente de la República una inversión de 800 mil millones de pesos, los que se suman a una inversión de 6.1 millones de pesos en inversión productiva, en educación, en salud, en el campo, e inversión al sector social.

El senador hizo ver que en 2019 en el Presupuesto de Egresos del 2019 se pagaron del IPAB y del Fobaproa -todavía y seguiremos pagando los próximos 20 años- 51 mil millones de pesos, “¿cuánto es esto? Es todo el programa de Adultos Mayores, que hoy es universal, que hoy el gobierno de la Cuarta Transformación lleva a todos los abuelitos y que ya no es cada dos meses; hoy es cada mes”.

En este sentido mencionó que el Congreso, a propuesta del Ejecutivo, ha logrado una justicia distributiva en el presupuesto y la Ley de Ingresos, porque ahora pagan más los que ganan más y menos los que ganan menos.

“Pero todos pagamos. Y no debe de haber evasión, y no debe haber privilegios para condonar impuestos a los “cuates” del presidente de la República, como era antes.

“Justicia Distributiva. Que el presupuesto sea para los sectores sociales, también sea para la industria, y también sea para el campo. También sea para las empresas. También sea para la inversión extranjera. Es decir: justicia distributiva.

“Ese es el equilibrio que hoy sí tenemos y que hoy nos va a permitir lograr desarrollo con crecimiento. Porque el crecimiento con privilegios no le sirve a los mexicanos. El crecimiento con la concentración de la riqueza no le sirve a los mexicanos. El crecimiento con desarrollo significa distribución de la riqueza”.