"Rebeca, ¿qué pasó después?" explora la complejidad del suicidio

*La historia retoma hechos reales del suicidio del hermano de la escritora, colocando en el centro de la escritura la importancia de hablar y reconocer las afectaciones emocionales de los seres humano...

*La historia retoma hechos reales del suicidio del hermano de la escritora, colocando en el centro de la escritura la importancia de hablar y reconocer las afectaciones emocionales de los seres humanos

Por Evangelina del Toro

México, 12 de enero (Notimex).— Una joven decide quitarse la vida en el baño de su casa, acto seguido "se queda en el limbo y ve todo lo que pasa con su cuerpo después de suicidarse”, narra el libro Rebeca, ¿qué pasó después?      "Está basado en algo real, no propiamente es mi vida, pero sí tiene algunos fragmentos que viví; mi hermano se suicidó hace siete años, y trato de exponer esta experiencia con el objetivo de hacer evidente que es un hecho que puede sucedernos a todos", compartió la escritora mexicana Madeline Martínez, autora del libro.       En entrevista con Notimex, comentó que a lo largo del texto desarrolla tres círculos importantes: la familia, los amigos y parientes. Abordando las condiciones de vida de cada uno de ellos y las formas de involucrarse con el personaje principal.      Con ello, busca demostrar que “cada quien vive su vida, sin importar o ayudar a alguien, simplemente pasamos de largo" y, enfatizó; "hay que ser conscientes, en este caso, Rebeca sólo piensa en ella; por su dolor y lo que vive, y no puede ver que otras personas sufren, aunque ella tampoco puede pedir ayuda”.      Detalló que, después de la muerte de su hermano —en 2013— comenzó a escribir y un año después estaría editado su libro. Fue hasta el 2015 que Rebeca, ¿qué pasó después? salió a la venta, presentándose en diversas ferias de libros y diferentes recintos.      Si bien el libro es dirigido a todo público —ya que cuenta con dibujos y es de tan solo 71 páginas— coloca puntual énfasis en llegar a padres y madres de familia: "La depresión y otros problemas emocionales han incrementado en la sociedad, implicando la vida emocional de niños, niñas y jóvenes que, en algunos casos, anhelan suicidarse o intentan hacerlo". Hablamos de suicidio "Hice una investigación previa sobre esta situación, no manejo estadísticas porque no quiero dar una conferencia. Quiero compartir una vivencia que es de suma importancia porque tenemos hijos, actualmente se educan y aprenden cómo quieren" y, puntualizó Madeline Martínez; "La educación viene desde la casa, lugar donde los formamos, y si no recibimos amor, educación y límites no podemos avanzar".       La escritora precisó que el personaje principal es Rebeca, quien está acompañada por su ángel guardián: Rafael, compartiendo momentos con algunos personajes secundarios.       Respecto al capítulo en el cual se aborda el suicidio, Martínez expresó que la descripción de la escena es sutil: “No dice 'tomé la navaja y me corté', solo dice 'hice los cortes', no dice 'me corte la garganta', nada de eso”.      Adelantó, sin dar detalles, que se encuentra trabajando en las negociaciones para llevar su cuento al teatro.       La escritora mexicana, derivado del tema de su libro y relacionado a los sucesos en Torreón hace un par de días, compartió: "Podría ser entendible si el niño tuviera una depresión crónica o esquizofrenia, estos sí pueden ser desencadenantes, pero los videojuegos, desde mi punto de vista, no, esto va más allá de un videojuego, no tienen la atención y eso es lo que desencadena todo”.      De igual manera, Madeline Martínez ya se encuentra trabajando en una secuela de su tercera novela romántica Gabriel, una vida encadena al cielo, la cual, espera publicar en 2021. Para este año continuará con la difusión de Rebeca, ¿qué pasó después?