Corea del Sur sigue bajo alerta por peste porcina africana

Corea del Sur lucha por controlar el aumento de casos de peste porcina africana (PPA) que afecta a los jabalíes con la mortal enfermedad, informaron este domingo las autoridades.

Corea del Sur lucha por controlar el aumento de casos de peste porcina africana (PPA) que afecta a los jabalíes con la mortal enfermedad, informaron este domingo las autoridades.

El país sigue sin reportar casos nuevos de PPA en las granjas locales desde octubre, pero se siguen encontrando jabalíes muertos por la enfermedad, la mayoría a lo largo de la frontera intercoreana, destacó la agencia Yonhap.

Hasta el momento el número de casos subió a 66, con 11 casos confirmados durante los últimos 10 días.

En mayo pasado, Corea del Norte confirmó su primer caso de PPA en una granja de cerdos cerca de su frontera con China. Corea del Sur también informó sobre 14 casos de cerdos infectados con la enfermedad en granjas, desde septiembre.

La enfermedad no afecta a los humanos pero es mortal para los cerdos. Actualmente, no hay vacunas ni curas para ella.

El virus se propaga a través del contacto directo con animales infectados o sus restos, a diferencia de otras enfermedades animales, como la fiebre aftosa, que se transmite por el aire.

Las autoridades locales han desplegado cientos de soldados y civiles para cazar jabalíes en las áreas fronterizas con Corea del Norte.