“Desobediencia Electrónica” en el Cenart

*La muestra itinerante explora lo simbólico de abrir aparatos, fragmentarlos y "desobedecer" la idea de que son un objeto cerrado, intocable y listo a ser desechado

*La muestra itinerante explora lo simbólico de abrir aparatos, fragmentarlos y "desobedecer" la idea de que son un objeto cerrado, intocable y listo a ser desechado

Por Evangelina del Toro

México, 11 de enero (Notimex).— La exposición Desobediencia Electrónica —creada por 150 jóvenes de secundarias públicas de la Ciudad de México y del Centro de Atención e Integración Social (CAIS) Coruña Jóvenes— presenta 30 piezas realizadas con desechos tecnológicos.      La codirectora de Gargamel Estudio, Elisa Navarro Chinchilla, explicó en entrevista con Notimex que estas piezas representan paisajes, pensamientos, sentimientos o reflexiones.      Lo anterior, declaró, es el resultado de una serie de talleres sobre alfabetización digital en dichas instituciones, en donde se les solicitó a los jóvenes desmantelar computadoras para explorar su funcionamiento y, posteriormente, con esa información y los desechos de las mismas, realizar nuevas piezas.      "Esta población utiliza el celular todos los días, está pegado a YouTube, a las redes sociales, pero desconocen cómo funcionan esos aparatos, no saben cómo es internet, no tienen idea qué pasa al interior de estas cajitas mágicas. Entonces la idea es hacerlos reflexionar sobre eso".       Elisa Navarro enfatizó que la exposición está inspirada en la teoría del artista cubano Ernesto Oroza, Desobediencia tecnológica, propuesta en donde desobedecer a un objeto cerrado —un celular, computadora u otro— es una forma de ser un consumidor con conciencia.      En general, "las fabricas pretenden que no abramos los objetos, que los dejemos cerrados y que se desechen lo más pronto posible, y que cambies, por ejemplo, de celular lo más rápido posible, que no sepamos ni siquiera cómo funcionan" y, señaló; "entonces la idea de desobedecer a ese consumo y obsolescencia programada es: abrirlos, repararlos, conocerlos. De ahí viene la idea de que los chavos sepan cómo funcionan". Creaciones desobedientesDesobediencia Electrónica se inaugura este sábado 11 de enero en el Centro Nacional de las Artes (Cenart), y estará disponible hasta el 19 de enero, de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas, en la Galería de Arte Electrónico Miguel Felguérez, entrada libre.      La encargada del área de producción y gestión escolar para la prueba y optimización de videojuegos y proyectos extraescolares de Gargamel Estudio, Diana Bethzabe Blanquet Trujano, explicó que la muestra —proyecto apoyado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes— se divide en tres categorías: interactiva, luz y escultura.      En cada una se podrán apreciar las recreaciones de los conjuntos cerrados en un paisaje, piezas emotivas y con significados simbólicos.      En este sentido, forman parte de la exposición: algunas representaciones de los estadios de futbol de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), computadoras, robots, un casco de emociones, un juego interactivo, un delfín, un set de belleza, un corazón que al unir dos imanes late, un paisaje hecho con el interior de un CPU, entre otros.      "Hay una pieza muy especial, realizada por los chicos del CAIS, en donde uno de ellos, con las iniciales de los nombres de sus compañeros los representa" y, subrayó Bethzabe; "este es el elemento más sentimental de la exposición".      Por su parte, Elisa Navarro Chinchilla, compartió que continuarán impulsando los talleres con estudiantes, así como fortaleciendo la búsqueda de apoyos con el Fondo Nacional de las Artes.