Abe emprende viaje al Medio Oriente

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, emprendió este sábado una gira de cinco días por el Medio Oriente, como parte de los esfuerzos de Tokio para ayudar a reducir las tensiones entre Estados U...

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, emprendió este sábado una gira de cinco días por el Medio Oriente, como parte de los esfuerzos de Tokio para ayudar a reducir las tensiones entre Estados Unidos e Irán.

El viaje lo llevará a Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Omán, países que Japón considera actores importantes para estabilizar la situación en el Medio Oriente, según funcionarios japoneses.

"Japón tomará su propia iniciativa para llevar a cabo tenazmente la diplomacia de la paz para aliviar las tensiones y estabilizar la situación en la región", dijo Abe a los periodistas antes de abandonar el aeropuerto Haneda de Tokio, destacó la agencia Kyodo.

El viaje de Abe precede al envío de personal y activos de las Fuerzas de Autodefensa de Japón (SDF) a la región para ayudar a asegurar el paso seguro del envío al mejorar las capacidades de recopilación de inteligencia. Las áreas operativas de las SDF incluyen el Golfo de Omán y parte del Mar Arábigo.

Abe dijo que quiere obtener el apoyo de los tres países para el envío de las Fuerzas de Autodefensa de Japón a la región, ya que es vital garantizar la seguridad de los buques comerciales japoneses que operan allí.

En Arabia Saudita, Abe planea reunirse con el rey Salman y el príncipe heredero Mohammed bin Salman el domingo. El lunes viajará a los Emiratos Árabes Unidos para reunirse con el príncipe heredero Sheikh Mohammed bin Zayed Al Nahyan.

En Omán, se espera que el primer ministro japonés mantenga conversaciones el martes con Sayyid Asaad bin Tariq bin Taimur Al Said, viceprimer ministro para relaciones internacionales y asuntos de cooperación y representante especial para el sultán de Omán.

Abe busca hacer su parte para traer estabilidad al Medio Oriente, de donde Japón obtiene la mayor parte de sus importaciones de petróleo crudo. El aumento de la cooperación con Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Omán se considera clave para garantizar un suministro de energía estable.

El primer ministro japonés tiene previsto exhortar a los líderes de las tres naciones a hacer todos los esfuerzos diplomáticos necesarios para estabilizar la región, así como a que dialoguen con Irán.