LITORAL

IN MEMÓRIAM

IN MEMÓRIAM

DOS SIGLOS DE ANNE BRONTE

Por ser la más pequeña de las hermanas escritoras y poetas Bronte, Charlotte y Emily, a Anne se le ha tomado menos en cuenta no obstante que para algunos tenía las cualidades literarias para superar a aquellas, pero que su muerte a edad temprana impidió que desplegara sus alas para levantar el vuelo y alcanzar alturas insospechadas

Así es el parecer del novelista, escritor, poeta, dramaturgo, autor de memorias y crítico de arte irlandés George August Moore (1852-1933), quien opinaba que "si Anne Bronte hubiera vivido diez años más, habría ocupado un lugar junto a Jane Austen, quizás incluso un lugar más alto", y calificaba a su primera y más importante novela, Agnes Gray (1847), poseedora de "la narrativa en prosa más perfecta de la literatura inglesa".

Anne Bronte fue la menor de los seis hijos que tuvieron Patrick y Marie Bronte. Nació el 17 de febrero de 1820 en Thorton, Yorkshire, es decir hace dos siglos, y murió el 28 de mayo de 1849 en Scarborough, Yorkshire. Fue una poeta y novelista inglesa a quien se deben las novelas Agnes Gray y El inquilino de Wildfell Hall (1848), principalmente. Con sus hermanas Charlotte y Emily gustaba de crear juegos literarios y poéticos que disfrutaban en la intimidad de su casa. Con la última, de acuerdo con biografías de las hermanas, creó el mundo imaginario de Gondal, donde se desarrollaban sus historias caseras.

Su educación formal la cumplió entre 1835 y 1837 en el internado de Miss Margaret Wooler y dos años después, es decir cuando apenas contaba con 19 años, buscando ayudar a la débil economía de su familia, se empleó como institutriz, del que salió pronto, pero entre 1841 y 1845 ocupó la misma posición en la casa de la familia del clérigo Edmund Robinson, donde habría de vivir todas las historias y crearía otras más para integrar su novela Agnes Gray. Cedió su plaza a su hermano Branwell, quien consiguió ser despedido por enamorar a la esposa del religioso.

Por esta razón, al poco tiempo dicho hermano se unió a la casa de la familia Bronte jurando que dicha mujer era el amor de su vida. En casa, Anne retomó la costumbre de crear y escribir junto con sus hermanas, aportando 21 piezas a la publicación Poemas de Currer, Ellis y Acton Bell (1846), seudónimo que adoptaron las hermanas para poder publicar, pues en esa época era casi imposible que las mujeres lo pudieran hacer. Los nombres adquiridos repetaban la primera letra de los nombres reales de las tres: C de Charlotte, Ellis de Emily y A de Anne.

Al año siguiente, Charlotte publicó Jane Eyre, que recibió una buena recepción, y apenas un poco después lo lograron Emily y Anne, con Cumbres Borrascosas y Agnes Gray. Las tres piezas habían sido bien recibidas, acaparando reflectores privilegiados la pieza primera, lo que a decir de varios conocedores propició que Anne publicara pronto su siguiente novela, la ya mencionada El inquilino de Wildfell Hall, que salió a través de tres volúmenes en junio de 1848.

Fue la desdicha la que decidió que al poco tiempo de esta publicación Anne cayera enferma de tuberculosis, un mal muy común en esa época y que le acarrearía a la muerte en mayo siguiente.

Sobre su obra más conocida, Agnes Gray, el crítico Moore la describió como una obra “simple y hermosa como un vestido de muselina”. La otra obra que alcanzó a publicar, narra la amarga existencia vida del esposo del personaje central de la primera novela, describiendo su libertinaje y degradación hasta su perdición total. Por contravenir un principio calvinista, de que todas las almas se pueden salvar, dicho trabajo literario no tuvo una buena recepción.

Sin embargo, algunos críticos han encontrado en esta libertad literaria tomada por la hermana menor de las Bronte como el espacio buscado por ella misma para desplegar su creatividad artística.