Exposición de H. R. Giger, un artista de culto

*La complejidad para traer las piezas de diversas partes del mundo, dificultará su regreso al país

*La complejidad para traer las piezas de diversas partes del mundo, dificultará su regreso al país

Por Cristóbal Torres

México, 10 de enero (Notimex).— Esculturas e imágenes en diferentes estilos y formatos del artista suizo que se volviera famoso por su participación en la película Alien (1979), forman parte de las más de 100 piezas que conforman la exposición "H. R. Giger, solo con la noche".      La gestión de la muestra, que se montó en el edificio del que fuera el hotel más lujoso de México en la primera mitad del siglo XX, en la esquina de Reforma y París, se realizó mediante la artista Mariana Villanueva “Haku”, quien en 2017 tuvo oportunidad de exponer su obra en el Museo de H. R. Giger en Suiza.      “Me contactó con el curador Carlos Arenas después de haber hecho la exposición de Tim Burton, fue así como surgió la idea de traer a H. R.Giger a México”, explicó a Notimex Diego González, organizador de la muestra.      Las piezas exhibidas son una combinación de diferentes colecciones provenientes del Museo H. R. Giger, como la Witzig-Danciu, de la ciudad de Zúrich, la del Dr. Paul J. Waltter y algunas privadas, volviéndola una exposición única, por lo que difícilmente se volverá a agrupar el mismo acervo en un mismo espacio.      Diego González expresó que la curaduría “fue un trabajo en conjunto con el centro cultural Le Lieu unique —representante de H. R. Giger en Francia y ya habían hecho una exposición de él anteriormente—, además se hizo una investigación con el mismo museo Giger y Carlos Arenas, trayendo obra de Alemania y Suiza”.      La exposición abre con una línea de tiempo de la labor artística de Giger, acto seguido, una enorme sala de esculturas espera a los visitantes, resaltando los muebles que realizó de manera autofinanciada para la película de Alejandro Jodorowsky, Dune, y que David Lynch rechazara cuando se hizo cargo del proyecto fílmico.      “Nadie se había aventurado a traerlo; es un artista de culto, reconocido más por su trabajo en Hollywood. Es difícil realizar este tipo de exposiciones diferentes a lo que acostumbra la gente”, destacó sobre H. R. Giger (Coira, 1940-Zúrich,  2014).

Obras gráficas y esculturas monumentales

La mayoría de las piezas son obra gráfica, entre las que resalta su mural Assuan (1973), de más de dos metros de largo y ancho, el trabajo más grande en exhibición; además de Aleister Crowley (The beast 666) (1975) y Baphomet (1975), ambas de dos metros por 140 centímetros; piezas que difícilmente habrían entrado en otros recintos.      “Los museos ya tienen agendados sus espacios desde mucho tiempo antes, ya tienen hechos sus calendarios; cuando hicimos la búsqueda pensamos en San Ildefonso, también en el Franz Mayer, y descubrimos este lugar. Era muy adecuado a los tamaños que tiene la obra de Giger; las serigrafías toman mucho espacio, entonces pensamos que era un lugar bastante adecuado. El arte no tiene que suceder siempre en un museo, se puede exhibir donde den las condiciones”.      Uno de los platos fuertes de la exposición es su trabajo en la película Alien, resaltando la escultura Necronom (Alien III) (2005), de 2.2 metros de largo, colocada en el centro de la sala que también alberga a Alien Head (1978), la cabeza de la criatura que se exhibe después de muchos años guardada en el Museo H. R. Giger.      “H. R. Giger, solo con la noche" ha tenido una respuesta muy favorable por parte del público, “estamos arriba de las 20 mil personas y apenas vamos a cumplir el primer mes; yo espero llegar a los 200 mil visitantes”.      El organizador invita al público a aprovechar la exposición, pues una segunda edición sería muy difícil: “es obra de coleccionistas privados, es una muestra que no es itinerante porque se sacó del museo Giger, son cosas que no van a regresar. Es una experiencia muy interesante; conocer al artista y su estilo innovador, es un visionario”.