La "Era de Rodin" en el Museo Soumaya

*La exposición permanente es una expresión del arte francés liderado por el reconocido padre de la escultura moderna

*La exposición permanente es una expresión del arte francés liderado por el reconocido padre de la escultura moderna

Por Miroslava Cárdenas

México, 8 de enero (Notimex).— El último nivel del Museo Soumaya de Plaza Carso alberga la exposición permanente la Era de Rodin, que evoca el talento del escultor francés Auguste Rodin (1840-1917), así como de sus contemporáneos, entre los que se encuentran maestros, compañeros y alumnos.      En la Sala Julián y Linda Slim, o Sala 6, se exhiben más de 300 esculturas y más de 30 óleos. Da la bienvenida “El Pensador” (1882), obra de Rodin también conocida como “El Poeta”, que retrata a un hombre libre que piensa, que no sólo se detiene a ver las cimas de la humanidad, sino también la miseria. Enseguida se encuentra "La edad de Bronce" (1877), una de las piezas más controversiales del artista francés, cuya maestría le permitió obtener el encargo de “Puerta del Infierno” (1880-1917), expuesta en el vestíbulo del recinto.      A lo largo del recorrido se puede apreciar no sólo el ímpetu vanguardista del escultor, sino su legado manifiesto a contemporáneos y generaciones de artistas como Giovanni Battista Lombardi (1823-1880/1890) o Pietro Bazzanti (1842-1881). Obras como "El beso" (1881), "Amor fugitivo" (1886), "La mártir" (1885), "La eterna primavera" (1881), "Ródolpe que reposa" (1862) y "El Vals" (1895) son algunas de las piezas que salen al paso del visitante.     Un ejemplo de la influencia de Rodin se muestra en la pieza tallada en yeso “Gran Venus Victoriosa” (1914-1915) que nace de la unión de trabajo entre el artista francés Pierre-Auguste Renoir (1841-1919) y Richard Guino (1980-1973), quien —según Ambroise Vollard— fungió como "las dos manos" de Renoir. De igual forma, se pueden apreciar distintas obras del artista Honoré Daumier (1808-1879), como "Las Celebridades de Justo Medio" (1832), algunos óleos como "El Atril" (1864-1865) o "Músicos callejeros" (1856-1862).      Las extensas expresiones escultóricas talladas en mármol, bronce solo o combinado con pátina dorada, café, verde, negra, terracota, mármol y/o mármol blanco están contenidas por cuadros y obras pictóricas de diferentes artistas franceses, entre las que destacan: "En busca de la zapatilla de ballet" (1910), de Pierre Carrier-Belleuse (1851-1932); “Mujeres en el baño” (1890-1895), de Edgar Degas (1834-1917); “La Conflagración” (1900), de Émile Breton (1831-1902); “Paisaje en Giverny” (1887) y “Paisaje” (1887), ambos del pintor Claude Monet (1840-1926).       Al centro de la exposición se encuentra la pieza “Las tres sombras” (1881-1904), hecha a base de bronce con pátina café y negra, una muestra del trabajo escultórico y detallado de Augusto Rodin. Con sus tres brazos tendidos hacia adelante, "corren juntos señalando el mismo punto, abajo, en el abismo que los atrae con toda su fuerza", de acuerdo con el poeta Rilke (1875-1826). Era de Rodin está disponible de lunes a domingo, en un horario de 10:30 a 18:30 horas, entrada libre.