Urge Almagro diálogo político en Haití para superar crisis

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, llamó este martes al diálogo político en Haití para superar la crisis en el país más pobre del continente ame...

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, llamó este martes al diálogo político en Haití para superar la crisis en el país más pobre del continente americano.

Tras concluir este martes una visita de dos días a Haití y tras reunirse con el presidente haitiano, Jovenel Moïse, Almagro aseguró que el mandatario ya tiene identificados los problemas del país, como la necesidad de diálogo político y de un Gobierno de unidad nacional, porque "los problemas del pueblo tienen que ser resueltos.

Almagro acordó con Moïse reforzar el combate a la corrupción en Haití, que considera un imperativo moral de cualquier sistema político y que ayudará aportar confianza en el mismo, destacó la Deutsche Welle.

Agregó que se necesita una reforma electoral que comience desde el principio con la identificación civil de la población haitiana, las urnas de votación y la forma de contar los resultados de la votación.

Moïse reconoció la urgencia de reformar la Constitución, una enmienda que se adapte a la cultura política y a la población haitiana para eliminar los problemas que el Gobierno haitiano ha venido enfrentando durante los últimos años.

Agregó que el propósito de su reunión con el secretario de la OEA fue conocer la situación de la crisis estructural que sacude el país desde el día después de su independencia, hace 216 años y discutir sobre el soporte de la entidad al reforzamiento a las instituciones que luchan contra la corrupción.

La nación antillana vive desde el 16 de septiembre pasado una ola de manifestaciones que piden la renuncia de Moïse, con un saldo de 42 fallecidos y centenares de heridos, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La crisis comenzó con la escasez de combustibles en un país dominado por las desigualdades sociales, la inseguridad, la inflación y la corrupción.