Vecinos de colonia Hipódromo piden mayor atención de autoridades

El Comité Fundacional de la Asociación de Residentes de la colonia Hipódromo demandó hoy al Gobierno de la Ciudad de México fortalecer el Sistema de Justicia Cívica, una mejor aplicación Ley de...

El Comité Fundacional de la Asociación de Residentes de la colonia Hipódromo demandó hoy al Gobierno de la Ciudad de México fortalecer el Sistema de Justicia Cívica, una mejor aplicación Ley de Cultura Cívica y dotar de mayores recursos a los juzgados en la materia.

Rafael Guarneros Saldaña, coordinador del Comité, denunció la "nula respuesta" de las autoridades en el caso de dos vecinas de la colonia, una de las cuales ha recibido agresiones físicas y verbales en su negocio y otra, que pese a haber sufrido un accidente en vía pública, no ha recibido apoyo.

En el primer caso, la señora Esther Rojo denunció que 3 de enero fue agredida física y verbalmente por una vecina que se presume tiene esquizofrenia, en el interior del local comercial que atiende desde hace 17 años.

La mujer se presentó muy molesta porque “no quisimos barrer y limpiar la acera de su domicilio, ni regar su jardín”, expuso.

“Nos agredió a mí y a la chica que me apoya, por lo que solicité el apoyo de una patrulla la cual nos llevó a levantar el acta por las agresiones físicas, pero nos dijeron que no había médico legista.

“Regresé a mi negocio, empecé a trabajar y de repente llega nuevamente la persona con una pistola en la mano, amenazándonos que nos iba a matar, a mí y a la chica que trabaja conmigo ...llegaron dos patrullas a auxiliarme; agarraron a la señora a quien le encontraron un cuchillo y una pistola que sí parece de verdad”, narró.

Rojo precisó que cuando presentó la denuncia, las autoridades “pusieron lo que ellos quisieron” en el acta, porque supuestamente la vecina de nombre Teresita del Niño Jesús Peón Cid, se iba a quedar detenida “y, a las dos horas salió y nuevamente me fue agredir a mi local. Fue golpear el cancel y a amedrentarme. Entonces ya son muchas agresiones físicas y verbales”.

En su turno, Lourdes Jiménez detalló que la noche del 31 diciembre pasó cinco horas en el hospital debido a una fisura en nariz que se produjo cuando, al acudir a la misa del último día del año, por accidente se enredó con unos cables que habían colocado los comerciantes instalados afuera del inmueble religioso.

“Me llevaron de urgencias a un hospital... después a Traumatología... de ahí me enviaron al Magdalena de las Salinas, me dictaminaron que tengo fisura en la nariz... mis lesiones sanarán en unos 15 días”, explicó.

Al respecto, Rafael Guarneros comentó que la responsabilidad es del área jurídica de la alcaldía de Cuauhtémoc, “concretamente de Vía Pública y mercados que es los que dan este tipo de autorizaciones temporales, por lo que deben garantizar un programa de protección civil para evitar este tipo de accidentes”.

Advirtió que si las autoridades de procuración de justicia de la Ciudad de México y la alcaldía de Cuauhtemoc no garantizan tanto la integridad física como la reparación del daño de las víctimas, acudirán a la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México a presentar denuncias.