Ofensiva rebelde deja decenas de muertos en Libia

Al menos 28 personas perdieron la vida y decenas resultaron heridas en un ataque aéreo en una academia militar en la capital libia, informó este domingo el gobierno de Trípoli.

Al menos 28 personas perdieron la vida y decenas resultaron heridas en un ataque aéreo en una academia militar en la capital libia, informó este domingo el gobierno de Trípoli.

Amin al-Hashemi, portavoz del gobierno internacionalmente reconocido de Libia, dijo que el ataque tuvo lugar la víspera cuando los cadetes de la escuela militar, situada en el barrio de Al Hadba al-Khadra de Trípoli, se reunieron en un patio de armas antes de ser enviados a sus dormitorios, informó Press TV.

El funcionario agregó que en el asalto murieron 28 cadetes y decenas más resultaron heridos, pero medios internacionales mencionan más de 40 muertos.

Las fuerzas aliadas con el gobierno con sede en Trípoli, conocido como el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA), anunciaron que la incursión fue llevada a cabo por sus rivales orientales respaldados por el general, Khalifa Haftar, quien presiona con una ofensiva contra la capital desde abril de 2019, destacó la agencia FARS.

Las fuerzas de Hafter han intensificado su ofensiva desde noviembre de 2019, cuando el GNA firmó un acuerdo de cooperación militar y de seguridad con Turquía, molestando a la base de poder en el Este.

Otra factor de una escalada aún mayor entre las fuerzas rivales de Libia se da luego de que el Parlamento de Turquía votó el 2 de enero para permitir el despliegue de tropas en apoyo de la GNA, tras una solicitud formal de apoyo militar.

Ankara afirma que el despliegue es vital para proteger sus intereses en Libia y el Mediterráneo oriental.

Al caer Muamar Gadafi, Libia se hundió en la guerra civil entre facciones. El mariscal Hafter controla el noreste del país, con sede en Bengasi, y cuenta con el apoyo de Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y Rusia.

En tanto, el llamado Gobierno de Unidad Nacional, es reconocido por la ONU y presidido por Fayez al-Serraj, controla Trípoli y el oeste de Libia, y tiene el respaldo económico y militar de Turquía y Qatar.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), más de 280 civiles y más de dos mil combatientes han muerto desde el inicio del asalto de Haftar contra Trípoli. La lucha también ha desplazado a unas 146 mil personas.

El viernes, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, reiteró un llamado a un cese inmediato del fuego en Libia, advirtiendo que la entrega de apoyo extranjero a las partes beligerantes "complicaría aún más los esfuerzos para alcanzar una solución política pacífica e integral".