Satélite surcoreano será lanzado desde Guayana Francesa

El primer satélite geoestacionario del mundo para monitorizar la contaminación del aire y las condiciones del océano, inició este domingo su trasladado a la Guayana Francesa antes de su lanzamient...

El primer satélite geoestacionario del mundo para monitorizar la contaminación del aire y las condiciones del océano, inició este domingo su trasladado a la Guayana Francesa antes de su lanzamiento al espacio exterior, informó este domingo el Ministerio de Ciencia y TIC.

El satélite Chollian-2B, de 3.4 toneladas, programado para ser puesto en órbita el 19 de febrero, será transportado en avión al Centro Espacial de la Guayana, también conocido como el puerto espacial de Kourou, en América del Sur, destacó la agencia noticiosa Yonhap.

El ministerio dijo que, tras su llegada a Kourou, los ingenieros surcoreanos inspeccionarán cuidadosamente el satélite para asegurarse de que todos sus sistemas estén operando de forma adecuada y que no haya sufrido daños durante su traslado. Posteriormente, el aparato será cargado en el vehículo espacial Ariane-5, que lo llevará al espacio exterior.

Una vez que el satélite se sitúe en una órbita fija llevará a cabo operaciones  de prueba durante algunos meses antes de enviar datos en tiempo real, en octubre, sobre las condiciones del océano. El próximo año comenzará a emitir información atmosférica sobre Asia Oriental.

El Chollian-2B, presentado en diciembre, es el primer satélite geoestacionario del mundo que puede verificar continuamente el polvo fino y otros 20 contaminantes aéreos.

El Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea del Sur (KARI) dijo que tiene integrado un espectrómetro de monitorización medioambiental geoestacionario (GEMS), además con su tecnología punta del generador de imágenes geoestacionarias en color del océano (GOCI-II), que le permite detectar las floraciones de algas y otros contaminantes del agua.

El ministerio dijo que el equipamiento del satélite multiusos permitirá que Seúl obtenga información importante que puede compartir con otros países y aumentar la cooperación en la industria espacial.

El Gobierno asignó 331.2 millones de dólares al proyecto Chollian-2B, que comenzó en 2011, cuyo ciclo de vida útil se estima en 10 años.