OTAN suspende misión de entrenamiento en Irak liderada por Canadá

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) suspendió la capacitación dirigida por Canadá a las fuerzas policiales y armadas de Irak, para garantizar la seguridad de los miembros de la...

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) suspendió la capacitación dirigida por Canadá a las fuerzas policiales y armadas de Irak, para garantizar la seguridad de los miembros de la misión después de que un ataque aéreo estadunidense en Bagdad mató a un general iraní de alto rango.

El portavoz interino de la OTAN, Dylan White, destacó que "la seguridad del personal en Irak es primordial", por lo que las actividades de entrenamiento se suspenden temporalmente".

Agrego que la OTAN monitorea de cerca la situación en la región, en medio de la creciente preocupación de que el asesinato del segundo hombre más poderoso de Irán (Qassem Soleimani) podría desencadenar una conflagración en Medio Oriente.

En tanto, el ministro de Defensa de Canadá, Harjit Sajjan, señaló que la "seguridad y protección" de las tropas canadienses en Irak es lo más importante, por lo que se está monitoreando el entorno de seguridad y "tomando todas las precauciones necesarias", destacó CBC News.

Confirmó que toda la capacitación de entrenamiento dirigida por el personal militar canadiense fue suspendida temporalmente.

La misión de la OTAN en Irak (NMI), que incluye hasta varios cientos de entrenadores, asesores y personal de apoyo de países de la alianza y países socios no pertenecientes incluye personal militar y civil. El mayor general canadiense Jennie Carignan es el actual comandante de la misión.

Establecida en Bagdad en octubre de 2018 después de tres años de guerra contra el Estado Islámico, NMI es una misión que entrena y asesora a las estructuras e instituciones de seguridad iraquíes a defenderse de futuras insurgencias.

Canadá tiene una presencia significativa en Irak, tanto como parte de la operación anti-Estado Islámico y como la nación que lidera los esfuerzos de la OTAN en el terreno.

Se estima que hay alrededor de 500 efectivos militares canadienses en Irak