Los cigarros electrónicos dañan tanto como los de tabaco: diputado

El diputado Juan Martín Espinoza Cárdenas, de Movimiento Ciudadano, planteó una iniciativa de ley para regular la compra, venta y uso de dispositivos sin nicotina, los cuales causan daño a la salu...

El diputado Juan Martín Espinoza Cárdenas, de Movimiento Ciudadano, planteó una iniciativa de ley para regular la compra, venta y uso de dispositivos sin nicotina, los cuales causan daño a la salud por sus vapores.

El legislador ciudadano aseguró que muchos de los más de 15 millones de mexicanos que usan esta opción, pensando que al no consumir nicotina pueden evitar los males, han sufrido daños en sus sistemas respiratorios.

Asimismo, aseguró que ahora, desde edades más tempranas, los niños han comenzado a consumir tabaco y también se incrementó el número de menores que han optado por los dispositivos sin nicotina.

Por ello, el legislador propuso reformar las leyes generales de Salud, y para el Control del Tabaco, porque las organizaciones internacionales que los producen han demostrado que son cancerígenos o generan enfermedades respiratorias.

En el documento enviado a la Comisión de Salud, se precisa que aunque en el país está prohibida su comercialización, la población sigue adquiriéndolos, al considerar que sustituir el cigarro tradicional disminuye su consumo y su adicción, “pero no hay fundamentación científica que lo sustente”.

Se calcula que hay alrededor de 15 millones de mexicanas y mexicanos que son fumadores. La edad promedio de inicio en su consumo, es a los 13 años, donde el aparato respiratorio aún es inmaduro para resistir a las toxinas que desprende el tabaco.

El legislador Espinoza Cárdenas, señaló que para los menores es sumamente riesgoso el uso de tabaco y dispositivos, porque por ley se prohíbe la venta de cigarros a menores de edad, pero no ha sido impedimento para que miles de jóvenes comiencen a consumir este producto.

Alertó que estos productos tienen efectos negativos en la salud de los menores y que con el paso de los años puede causar graves enfermedades respiratorias, tuberculosis, cáncer de pulmón o de garganta y en ocasiones la muerte.

Mencionó que incluso, 60 mil niños de cinco años de edad mueren en el mundo por inhalar el humo del cigarro ajeno, y quienes llegan a sobrevivir pueden desarrollar una enfermedad pulmonar obstructiva crónica cuando alcanzan la etapa adulta.

“La gran mayoría pertenecen a familias en la que alguno de los padres o ambos son fumadores activos en el hogar, lo que empieza a generar el gran problema de salud pública”, concluyó.