Marina Castañeda, reflexiones y aprendizajes

*"Una vida homosexual. Ser gay: 50 años de reflexión y aprendizaje" aborda las experiencias personales de quien experimenta y asume una orientación sexual distinta a la hegemónica dentro de una so...

*"Una vida homosexual. Ser gay: 50 años de reflexión y aprendizaje" aborda las experiencias personales de quien experimenta y asume una orientación sexual distinta a la hegemónica dentro de una sociedad como la mexicana

México, 31 diciembre (Notimex).— En 1969, con apenas 13 años, Marina Castañeda comenzaba a tener conciencia de su homosexualidad, aun sin saber qué significaba dicha palabra, aunque descubriendo esta y viviendo la evolución histórica sobre el tema desde los últimos cincuenta años.       “Una vida homosexual. Ser gay: 50 años de reflexión y aprendizaje”, es el más reciente libro de Marina Castañeda Gutmam (Cuidad de México, 1956), escritora, conferencista y psicóloga, quien ha publicado más de 350 artículos sobre temas psicológicos y sociales.       En 230 páginas, la autora expone su experiencia desde el primer amor, cuyo final no fue el esperado, pero que dejó cierta conciencia... hasta su primera relación con otra mujer, e incluso con hombres, así como las reacciones de su familia y la escuela, todo en torno tanto al lado “luminoso como el oscuro” de su orientación sexual.       "Es 1969 y tengo 13 años. Estoy enamorada de una chica de mi escuela, el Liceo Franco-Mexicano en la Ciudad de México. Juliana es reservada y solitaria como yo, estudiante de música como yo, y se pasa el recreo sola leyendo y hablando con una profesora que también me ha tomado bajo su ala; sin embargo, a los 16 años, tras ese nuevo intento fallido de relación, comencé a sospechar que era lesbiana", detalla en una parte de su texto.       Marina Castañeda, actualmente tiene 63 años de edad y, en sus propias palabras, le tocó vivir una de las trasformaciones culturales más importantes: la aceptación social de la homosexualidad en el mundo, en donde cada vez más existe una “normalización” sobre el tema, aún más rápido que la legalización del aborto o del divorcio.       La legalización de la unión civil entre personas de ambos sexos en la Ciudad de México, le permitió que junto a su compañera fueran una de las primeras parejas en celebrar su matrimonio, aunque asegura que su vida habría sido diferente si hubiera nacido 10 años antes de dicha fecha.