Drama Queers "abraza a los desterrados"

*Paulina y Adrián hablan sobre la presentación de "TRANS-", el lado B de su disco Revoluciones

*Paulina y Adrián hablan sobre la presentación de "TRANS-", el lado B de su disco Revoluciones

Por Cristóbal Torres

México, 31 de diciembre (Notimex).— Resistir ante el frenesí del mundo, cuya tecnología ha orillado a vivir muy rápido, es la premisa que motivó a Drama Queers a lanzar su nuevo disco Revoluciones en tres bloques de cuatro piezas cada uno; “así damos oportunidad a que la gente disfrute las canciones”, afirmó Paulina, una de las cantantes de la agrupación.       La intérprete consideró que “si sacas un sencillo, el resto del disco puede no tener la misma atención; entonces, varias canciones se pierden, la gente ya no saborea los álbumes de principio a fin”. Es por eso que decidieron presentar este nuevo redondo de a poco, “para que las personas lo vayan disfrutando”.       "TRANS-" —con guión incluido— es la segunda parte de este álbum —o lado B, como prefieren llamarlo—, que “juega con todo lo que pueda tener ese prefijo: transformación, transmutación, transitar; es una parte de cambio, de eso se trata este conjunto temáticamente”, explicó Adrián, principal compositor de Drama Queers.       Adrián definió a la banda como un conjunto que “abraza a los desterrados, nos gusta hacer conexiones con gente distinta; eso es lo que más nos gusta. Somos una banda que tiene que ver con lo raro. Para nosotros, lo queer es algo más allá de las etiquetas, es la etiqueta para decir que no hay etiquetas”.       El intérprete lamentó que la radio no haga eco de su música. “Fui a preguntarle a Reactor y a Radio Ibero por qué no nos ponen; se me hace una cosa rarísima porque oí lo que seleccionaron como las mejores canciones del año y nuestra banda tiene mucha música que podría estar ahí”. Ante la ausencia de una respuesta concreta, él mismo se respondió: “quizá nuestra banda es muy rara”.       A pesar de esa típica cerrazón mediática, Paulina se dijo convencida que “mientras creamos en lo que hagamos, podemos estar orgullosos de nuestro trabajo; mientras sigamos haciendo música con pasión, le vamos a hablar a la gente correcta y así podremos encontrar nuestro camino”.

Una banda cercana a su propio público

De acuerdo con la cantante, esta visión les ha permitido tener una relación diferente con su público. “Somos más amigos, mucha gente que llega a nuestros shows ya son nuestros amigos; es como compartir la experiencia de conocer gente que tiene intereses muy distintos y cosas en común contigo”.       Debido a que el cambio es el eje de esta nueva entrega, Drama Queers optó por lanzar "TRANS-" en la medianoche del 31 de diciembre, o en el segundo cero del 1 de enero de 2020. “Sentimos que socialmente hay una transformación, un cambio que está ocurriendo, y por eso decidimos lanzarlo así”, mencionó Adrián.       Las canciones que conforman este lado B son "Libertinaje", "Prueba una cara", "Diálogo interior" y "La fantasía no es la solución", ofreciendo como una de sus novedades estar escritas en español, un proceso que, de acuerdo con Adrián, “nos tomó tiempo porque quisimos cuidar el lenguaje y entender lo que estábamos haciendo; la verdad fue un proceso muy bonito y estamos muy contentos con el resultado”.       Aseguró que la alineación actual de Drama Queers “es la más bonita que hemos tenido; nuestros músicos son muy buenos”, algo que valora mucho, pues “fue muy complicado encontrar los integrantes adecuados”. Una vez juntos, el proceso creativo de este disco los llevó a una lejana casa en Chiconcuac, donde “pudimos componer e ir descubriendo las canciones”.       Drama Queers interpretará "TRANS-" en su totalidad este 8 de febrero en el Faro de Oriente. “Queremos hacer una gira este año y vamos a empezar otra vez por la Ciudad de México; pero también queremos viajar a otros lugares del país”, anunció el compositor, al adelantar además que tendrán una sorpresa que incluirá un performance con una artista aún por definir.       Por la complejidad de la música, Paulina reconoció que será un reto llevar el sonido conseguido en el estudio a sus presentaciones en vivo. “Nos volvimos locos en el estudio y metimos a cinco personas cantando simultáneamente; además hay melodías vocales que son difíciles de interpretar mientras tocan un instrumento”.       No obstante, Adrián se dijo muy contento de enfrentar el reto de tocar este nuevo material en vivo; “tenemos que resolver cómo hacer para que este disco, que nos gusta tanto cómo suena, pueda escucharse igual de bien cuando lo presentemos en vivo”.