Sones para la Navidad y el Año nuevo en el Zócalo

*La ejecución de la banda veracruzana Sonex, permitió apreciar el son jarocho en linderos casi jazzísticos

*La ejecución de la banda veracruzana Sonex, permitió apreciar el son jarocho en linderos casi jazzísticos

Por Cristóbal Torres

México, 30 de diciembre (Notimex).— Son jarocho de alta y consumada técnica fue el que presentó la banda veracruzana Sonex en el Zócalo capitalino, con cinco músicos en escena incluyendo jarana, violín, armónica y percusión.      Una jarana efectuaba los tradicionales acordes atresillados y otra, colocada en medio, brillaba con requintos que exigían al intérprete utilizar plumilla cual si fuera guitarra eléctrica.      El bajo eléctrico bien pudo formar parte de una banda de funk: usando una enorme cantidad de recursos que iban desde el slap hasta quintas con índice y pulgar, embonando a la perfección con el género llevando al son jarocho a linderos casi jazzísticos.      Luis Felipe Farías en ocasiones dejaba la jarana para subir a un pequeño templete microfoneado y ejecutar un zapateado, cuya rapidez y precisión evidenciaban intensa práctica y pasión.       La agrupación logró convocar a buena cantidad de seguidores —en el marco del Festival Celebrando en la Ciudad. Navidades desde el Corazón—, quienes dejaron soltar un grito de emoción cuando la banda anunció "Café" y "Sobre tus aguas", llegando incluso a cantar algunos versos.      Sonex, además de compartir material propio, ejecutaron piezas tradicionales como "El son de la guacamaya" y "El son del cascabel", con un audio que rasguñó la perfección acústica. La presentación permitió reconocer el talento artístico para diluir las fronteras de los géneros musicales respetando la esencia de cada uno, entregando al público un reto para apreciar, evaluar y, quizá, abrazar las nuevas propuestas que se ofrecen en eventos culturales abiertos a todo el público.