Innovación y creatividad en Museo Franz Mayer

*Tres exposiciones temporales y una colección permanente ofrece el recinto en esta temporada de vacaciones

*Tres exposiciones temporales y una colección permanente ofrece el recinto en esta temporada de vacaciones

México, 25 de diciembre (Notimex).— El Museo Franz Mayer mantiene sus puertas abiertas los últimos días de este año para que capitalinos y turistas conozcan y disfruten sus colecciones y programas temporales.      En el recinto, que alienta la innovación y creatividad, puede apreciarse la muestra Invisible. Diseño en Vidrio, que reúne el trabajo de reconocidos diseñadores y los procesos de producción del vidrio. La exposición de más de 500 piezas traza la producción de las últimas décadas de objetos de vidrio en México, desde empaques cotidianos hasta piezas artísticas únicas, así como objetos de diseño y botellas de productos de lujo. Estará disponible hasta el próximo 12 de enero.      Al mismo tiempo, se encuentra Intangibles. Una exposición digital de la Colección de Arte Telefónica, que explora otras formas de acercarse a las colecciones de arte ampliando la experiencia estética y participativa de los visitantes. Hasta el 28 de febrero, las obras de Joaquín Torres-García, Roberto Matta, Juan Gris, René Magritte y Paul Delvaux, pertenecientes a la importante colección de arte de Telefónica, estarán presentes de manera digital para desarrollar las sensaciones que el arte produce a través de las nuevas tecnologías.      La tercera exhibición temporal es Felix Tissot. Lo eterno y lo moderno, en la que se busca rescatar y mostrar el trabajo y trayectoria de uno de los ceramistas más importantes de los años 60 y su trabajo realizado en Taxco en un momento definitorio.      En el Museo Franz Mayer —que ha sido conocido por más de ocho mil 600 personas en alguno de sus recorridos diarios— también pueden disfrutarse las más importantes colecciones de artes decorativas de México.       La colección de Talavera, recientemente nombrada patrimonio de la humanidad, es una de las mejores del país. La mayor parte abarca la época virreinal, siglos XVI a XIX. en la que convivieron las reminiscencias indias, las adaptaciones europeas y las formas orientales, legales a partir de una fuerte tradición comercial. La fusión de todas estas herencias fue lo que dio carácter y estructura única a la Nueva España.