Alertan por necesidad de tratamientos contra hipertensión

La hipertensión arterial sistémica es un problema de salud pública en México ya que afecta a la cuarta parte de la población y representa un alto costo para la economía nacional superior a los t...

La hipertensión arterial sistémica es un problema de salud pública en México ya que afecta a la cuarta parte de la población y representa un alto costo para la economía nacional superior a los tres mil 100 millones de dólares.

Frente a este panorama, especialistas señalaron la importancia de diagnosticar y tratar oportunamente la enfermedad que eleva la presión arterial y apuntaron que para ello es vital que el personal médico del primer nivel del sector salud conozca las Guías de Práctica Clínica (GPC) y se apegue al tratamiento que éstas marcan.

Angélica Pon Méndez, epidemióloga del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Baja California, y Gisel Aceves Franco, de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Baja California, indicaron que en México y otros países existe falta de apego a estas guías, ya sea porque carecen de calidad y claridad o por la misma resistencia del personal de salud.

Asimismo, con base en un estudio que realizaron a partir de la revisión de 269 expedientes clínicos de pacientes con hipertensión arterial sistémica, sostuvieron que “los médicos de primer nivel tienen un apego inadecuado a la GPC con oportunidad de mejora”.

Dicho estudio mostró también que la mayoría de los pacientes presentan estadios de presión arterial descontrolada y que se encuentran fuera de las metas del tratamiento, por lo que las especialistas consideraron que “es de suma importancia la corresponsabilidad tanto del paciente como del personal de salud para el control de este padecimiento degenerativo”.

Pon y Aceves aconsejaron fomentar la prevención primaria en los derechohabientes para aumentar el apego al tratamiento farmacológico y a las medidas higiénico-dietéticas, así como actualizar la GPC de manera simultánea con los nuevos criterios internacionales.

También hicieron hincapié en la importancia de actualizar al personal médico del primer nivel en el manejo de la hipertensión arterial sistémica sustentado en la GPC, para así enriquecer el servicio y prever futuras complicaciones.

-Fin de la nota-