Talleres navideños en la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada

*Amplia muestra de actividades culturales y artesanales programadas en el marco de las fiestas decembrinas en el centro de la Ciudad de México

*Amplia muestra de actividades culturales y artesanales programadas en el marco de las fiestas decembrinas en el centro de la Ciudad de México

Por Iván Santiago Marcelo

México, 22 de diciembre (Notimex).— Pese a las bajas temperaturas que oscilaron entre los 12 y 13 grados, diversas personas se dieron cita este domingo en el atrio de la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada para participar en las diversas actividades navideñas, que se llevan a cabo desde el pasado viernes 13 de diciembre.      Este día, las actividades iniciaron en punto de las 12:00 horas con el taller plástico «Innovando la Navidad», en el cual los asistentes —entre niños, niñas, jóvenes, adultos y adultos mayores— tuvieron la oportunidad de realizar, de manera gratuita, adornos navideños como renos y ángeles, utilizando una piña y materiales diversos.      El evento inició con poca afluencia, pero poco a poco se fueron sumando las personas que caminaban por la calle República del Salvador, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Ataviados con suéteres, gorros, bufandas y chamarras, tomaron su lugar en una de las dos mesas que de dispusieron para trabajar.      Las actividades, realizadas en el marco de las fiestas decembrinas por la Dirección General de Promoción Cultural y Acervo Patrimonial de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), continuaron con la narración «¡Cantando y sonando te voy contando! Cuentos y canciones de Navidad», en la que se escucharon canciones tradicionales como "Hacia Belén va una burra", "Gloria" y "El carbonero", entre otras.      En el atrio del Antiguo Oratorio de San Felipe Neri, sede actual de la biblioteca, la narradora Itzel Tapia contó algunos cuentos de la cultura Rarámuri e invitó al público a acercarse a lectura y adentrarse a las grandes historias.      Posteriormente se realizó un taller de piñatas, al cual también se unieron varias familias y público en general que paseaban por el centro de la ciudad. Igualmente, y como parte del evento, se colocó una pequeña feria de artesanías, en la que se ofrecieron productos derivados del amaranto y el maguey, así como productos hechos de madera y barro.