Inauguran en Cuba muestra inspirada en Alicia Alonso

*El artista Miguel Ángel Quintana asegura que su fuente de inspiración es, desde hace tiempo, la primera ballerina assoluta y el ballet

*El artista Miguel Ángel Quintana asegura que su fuente de inspiración es, desde hace tiempo, la primera ballerina assoluta y el ballet

México, 21 de diciembre (Notimex).— El pintor Miguel Ángel Quintana inauguró la exposición Alicia 99, inspirada en Alicia Alonso, primera ballerina assoluta de Cuba, quien este sábado cumpliría 99 años.       De acuerdo con el cubano, la bailarina fallecida en octubre pasado ha sido su musa desde hace varios años. En una entrevista a un medio de su país, el artista declaró que la danza clásica es su fuente de inspiración principal encontrada por casualidad, tras una inolvidable actuación de Alicia Alonso en el ballet Giselle. De la función salió a pintar y tiempo después estaba frente a ella entregándole su primera obra.      Relató que la muerte de la maestra lo impulsó a sumergirse nuevamente en la pintura, de la que se había alejado por una decepción y, reiteró, que le guarda una deuda personal de gratitud, pues lo ayudó a abrazar con determinación las artes plásticas.      A la Galería del Cine La Rampa, en La Habana, asistieron Adolfo Roval, Premio Nacional de Danza 2019; Miguel Cabrera, historiador del Ballet Nacional de Cuba (BNC); Pedro Simón, director del Museo Nacional de la Danza y viudo de Alonso; y Viengsay Valdés, subdirectora artística del Ballet Nacional de Cuba (BNC), entre otras personalidades, quienes pudieron apreciar las 13 obras en exhibición. Una muestra de las huellas que el ballet y la bailarina dejaron en Quintana.      Uno de los cuadros, Huellas en el tiempo, plasma de manera abstracta y con elegancia esa influencia que marca al ser humano, en tanto, obras como Pasión y Premonición apelan a la impresionante caracterización de Carmen, uno de los personajes icónicos de Alicia Alonso; mientras Vuelo la sitúa con el rostro hacia el cielo frente a una paloma blanca que planea libre sobre la artista, cuya piel toma forma de mosaicos azules, su color favorito.      Intangible habla de espíritu, trascendencia y perpetuidad; Fantasía y realidad inscribe, en el perfil de la primera ballerina assoluta, escenas del ballet Giselle, con el que forjó una leyenda. La exposición estará abierta hasta mediados de enero de 2020, consignó la agencia de noticias Prensa Latina.