Luis Felipe Fabre recibe Premio de Novela "Elena Poniatowska"

*Su obra Declaración de las canciones oscuras ganó por ser "una historia que envuelve al lector en una atmósfera lúgubre situada en el siglo XVI"

*Su obra Declaración de las canciones oscuras ganó por ser "una historia que envuelve al lector en una atmósfera lúgubre situada en el siglo XVI"

México, 19 de diciembre (Notimex).— El poeta, ensayista y editor mexicano Luis Felipe Fabre ganó la décima segunda edición del Premio Iberoamericano de Novela Elena Poniatowska de la Ciudad de México, por su obra Declaración de las canciones oscuras, una historia sobre la exhumación del poeta Juan de la Cruz.      Con un lenguaje y tono de la época, el texto narra el traslado del cuerpo del poeta y místico carmelita, que al ser exhumado tiene un aspecto tan fresco como el día de su muerte, lo que despierta la intriga y desmedido fervor por poseer alguna parte del cadáver.      El certamen fue convocado por el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Cultura local, en octubre pasado y tiene como objetivo impulsar y reconocer a las y los escritores en lengua española.      Luis Felipe Fabre es originario de la Ciudad de México (1974); estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana en México y Literatura Hispanoamericana y Española en la Universidad de Salamanca, España; fue becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) en los periodos 2004–2005 y 2007-2008.      En un comunicado, la Secretaría de Cultura capitalina recordó que con sus obras Cabaret Provenza, Leyendo agujeros y La sodomía en la Nueva España, entre otras, ha obtenido galardones de las revistas Punto de Partida y Plural, así como el Premio de Ensayo Literario José Revueltas y participado en diversos festivales internacionales de poesía, como el Maicromashin Poetic Festival en 2009.      En su décima segunda edición, el premio contó con un jurado integrado por cinco escritores, Kyra Galván, Verónica Gerber Bicecci, Cristina Rivera Garza, Armando González Torres y Philippe Ollé-Laprune, quienes eligieron por mayoría de votos el libro de Luis Felipe Fabre con “una historia que envuelve al lector en una atmósfera lúgubre situada en el siglo XVI”.