Lamentan muerte de jaranero sayulteca “Tío Bad”

*Comunidad artística realizará acto político-cultural para pedir justicia

*Comunidad artística realizará acto político-cultural para pedir justicia

México, 19 de diciembre (Notimex).— La Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas de la Secretaría de Cultura lamentó este jueves el asesinato del jaranero y rapero “Tío Bad”, cuya labor por la cultura es un ejemplo para la comunidad del país y una forma de defender la vida con dignidad y justicia.      “La defensa de la vida a través de las lenguas indígenas, la música y el maíz fueron los senderos por donde caminó Josué Bernardo Marcial Santos, “Tío Bad”, músico de Sayula de Alemán, Veracruz”, indicó en su cuenta social acompañado por una fotografía del rapero.      Previamente, miembros de la comunidad expresaron su indignación por el crimen, tal fue el caso del Colectivo Mixe: “Lamentamos profundamente el asesinato de Josué Bernardo Marcial Santos #TíoBad, joven músico, comunicador, defensor del territorio, la vida, la lengua y la cultura sayulteca. Las lenguas no mueren, las matan, matan a sus hablantes”.      Mediante las redes sociales se realizó una convocatoria por parte de Cultura Viva Comunitaria de México para que el 20 de diciembre, a las 15:00 horas en la explanada del Monumento a la Revolución, se reúna la comunidad artística, activistas y jaraneros de la capital del país en un acto político cultural en busca de justicia para el músico versador “Tío Bad”.      Además, buscan enaltecer el trabajo que realizó en el rescate de su comunidad, por lo que también se convoca a compartir versos y flores para honrar su lucha con un fandango; en tanto, en Veracruz se está organizando una concentración política-cultural con rap, son, freestyle, grafiti y poesía, para pedir justicia.      Josué Marcial era integrante del Colectivo Altepee y luchó por la lengua mixe-popoluca, propia de su tierra natal; mediante su arte denunció el despojo en su territorio por el fracking (fractura hidráulica), el desplazamiento de su lengua y los crímenes en general. Fue asesinado en Veracruz el 16 de diciembre, a los 24 años de edad.