Ataques aéreos en el noroeste de Siria dejan 22 muertos

Al menos 22 personas, incluidos varios niños, murieron luego que las fuerzas gubernamentales sirias respaldadas por Rusia lanzaron una serie de ataques aéreos contra varias ciudades en la provincia ...

Al menos 22 personas, incluidos varios niños, murieron luego que las fuerzas gubernamentales sirias respaldadas por Rusia lanzaron una serie de ataques aéreos contra varias ciudades en la provincia de Idlib, último bastión opositor en el noroeste del país.

De acuerdo con la Defensa Civil Siria, también conocida como los Cascos Blancos, los ataques del martes fueron dirigidos contra una docena de pueblos y aldeas en el distrito de Maaret al-Numaan, provincia de Idlib, lo que provocó que cientos de civiles huyeran en masa hacia los campamentos de desplazados internos cerca de la frontera con Turquía.

El portavoz de la Defensa Civil, Ahmed Sheikho, dijo que nueve personas murieron en los bombardeos en la ciudad de Tal Mannis, seis en Bidama y otras cinco en Maasaran. Una persona murió en al-Kanayes y otra en Maar Shamshah, agregó.

Entre las víctimas mortales en Bidama se encontraba la esposa de un voluntario de los Cascos Blancos y sus tres hijos, dijo Sheikho, citado por la cadena árabe Al Yazira.

Un mercado en la ciudad rural de Maasaran fue blanco de los bombardeos, según Sheikho, tras señalar que docenas de personas resultaron heridas en toda la región en los ataques y que las operaciones de rescate continuaron el martes por la noche.

Los videos publicados en las redes sociales mostraron equipos de emergencia tirando cuerpos carbonizados a lo largo de las calles llenas de escombros de Maasaran.

"El sonido de las bombas de barril no se ha detenido en todo el día", dijo a Al Yazira Abbadeh Zakrah, un voluntario de Cascos Blancos con sede en el distrito de Maaret al-Numaan.

"El bombardeo estaba dirigido a civiles que huían de pueblos y aldeas cerca de la carretera principal", agregó.

Las fuerzas progubernamentales lanzaron una violenta ofensiva en la provincia de Idlib en abril, matando a alrededor de mil civiles y desplazando a más de 400 mil personas de sus hogares.

La guerra de Siria ha causado la muerte de más de 370 mil personas y ha obligado el desplazamiento de millones de sus hogares desde principios de 2011.