Respuesta tardía de autoridades ante crueldad animal señalan activistas

Activistas por los derechos de los animales pidieron a las autoridades de Nuevo León “tomar en serio” las denuncias interpuestas por maltrato y crueldad, pues aseguran que la respuesta es tardía...

Activistas por los derechos de los animales pidieron a las autoridades de Nuevo León “tomar en serio” las denuncias interpuestas por maltrato y crueldad, pues aseguran que la respuesta es tardía.

Seguidoras del grupo Salvando un perro se reunieron frente al Obelisco de la avenida Juan Ignacio Ramón para manifestar su inconformidad, especialmente, respecto de un presunto caso de abuso contra perros y gatos por un hombre, a quien frecuentemente observan transitar por las calles del centro de la ciudad.

El sujeto identificado como Juan, ha sido reportado en redes sociales desde hace meses, por cargar en bolsas plásticas cerradas distintas mascotas cada vez, lo que les ocasionaría la asfixia. Además de sustraer mascotas de cocheras y hacer caminar a canes lastimados.

De acuerdo con las animalistas, el hombre ya ha sido detenido, pero es liberado después de 48 horas, como si se tratara de una falta administrativa.

Al preguntarles si ya se ha interpuesto una denuncia formal ante la Fiscalía, señalaron que desean comprobar si se trata de una persona con padecimientos mentales, aunque sostienen que no se trata de una persona en situación de indigencia.

“No había evidencia suficiente para mostrar el maltrato, no se ha procedido, pero ya queremos tomar cartas en el asunto y pedimos que las autoridades competentes tomen esto en serio, por los ciudadanos que están preocupados.

“Queremos que se le evalúe a esta persona para ver si puede ingresarse a un hospital psiquiátrico y que lleve un tratamiento, prohibir que tenga animales, lo vamos a ver con la Procuraduría de la Defensa de las Personas con Discapacidad en el reporte 319/2019”, relató Mónica Sánchez, líder del grupo.

Además acusaron a la Secretaría de Desarrollo Sustentable de no atender con prontitud las denuncias de dueños de perros que los golpean, dejan a la intemperie o abandonan, por lo que los responsables quedan impunes y los animales vulnerados.

Fue en agosto pasado cuando se le dictó un mes de cárcel y una multa a Eduardo “N”, habitante de la colonia Mitras Centro, luego de que fuera grabado con cámaras de vigilancia cuando se acercó a la casa de sus vecinos y arrojó carne a la perra de la familia causándole la muerte, y es este el único procesado por dicho delito en la entidad.

Los actos de crueldad y maltrato contra los animales se encuentran tipificados en el Artículo 445, y se contemplan sanciones de entre tres días y un mes de prisión, y en el caso de la muerte, una pena máxima de seis meses y mínima de uno.

Al día de hoy, no se ha llevado ante la justicia a ninguna otra persona por cometer tales actos, a pesar de que de acuerdo con datos de la Fiscalía General, en el año se han levantado 28 denuncias.