Las coincidencias entre Carranza y el pintor Manuel Pastrana

*El Museo Casa Carranza busca compartir el compromiso que tenía el revolucionario con la protección cultural

*El Museo Casa Carranza busca compartir el compromiso que tenía el revolucionario con la protección cultural

Por Iván Santiago Marcelo

México, 17 de diciembre (Notimex).— Museo Casa de Carranza de la Ciudad de México abrirá sus puertas a la exposición temporal Coincidencias, Carranza y Pastrana, que reúne una serie de obras realizadas por el pintor Manuel Pastrana (1860-1938) traídas desde el Museo de Guadalupe, en Zacatecas.       El director del recinto, Víctor Hugo Jasso, explicó que esta muestra abre un nuevo discurso de la casa; dar a conocer la otra visión del político, militar y empresario Venustiano Carranza (1859-1920); “una persona preocupada por el patrimonio artístico y natural, y que incluso hace un decreto presidencial del cual emergen las coincidencias con Pastrana, al nombrarlo supervisor de Monumentos Históricos”.      “Carranza no sólo fue el revolucionario, a través de la promulgación de la Constitución de 1917 se crean varios estatutos —en favor de la cultura— que son vigentes hoy en día” y, resaltó el director, "la exposición está integrada por 29 obras de diferente formato, entre las que destacan representaciones del cuerpo humano, pero también de la vida cotidiana y paisajes".       Agregó que Manuel Pastrana —a quien se puede conocer a través de sus obras que abarcan desde su etapa académica en la Academia de San Carlos hasta pinturas y acuarelas realizadas en Zacatecas— es un artista prolífico; “tiene una técnica inimaginable e incomparable con los mejores artistas de su momento a principios del siglo XX”.      Víctor Hugo Jasso señaló que para la exposición —la cual estará disponible durante tres meses a partir de este miércoles— se hicieron muchos esfuerzos curatoriales, de conservación y museografía, por lo que afirmó "es una muestra de un alto nivel".      Finalmente, el director del museo destacó que los caminos de Manuel Pastrana y Venustiano Carranza —contemporáneos de una misma generación—, estuvieron marcados por coincidencias hasta el nombramiento del pintor en 1917, por parte de Carranza, como director del Museo de Antigüedades del Ex Convento de Guadalupe, en Zacatecas.