Inédita asistencia en consulta chilena para nueva Constitución

La participación en la consulta ciudadana superó las expectativas, informó la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM), pues al menos 2.1 millones de ciudadanos emitieron su opinión sobre una...

La participación en la consulta ciudadana superó las expectativas, informó la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM), pues al menos 2.1 millones de ciudadanos emitieron su opinión sobre una nueva constituyente y las prioridades que necesitan ser consideradas.

La cantidad de ciudadanos que emitieron su opinión en las boletas superó la cantidad de sufragios emitidos en las elecciones locales de algunas comunidades, en un país donde el voto en los procesos electorales oficiales es obligatorio, aunque en el caso de la consulta la participación fue opcional.

Este proceso permitió que en algunas regiones se votara en línea, mientras que en otros casos se realizaron de forma presencial y en la minoría de una forma mixta, que incluyó a ciudadanos mayores de 14 años, quienes en su mayoría emitieron sus comentarios vía web, informó BioBio.

Los resultados demostraran que arriba del 80 por ciento de la población, hasta el conteo nocturno, aprueba la redacción de una nueva constitución, publicó en su edición en línea La Tercera.

Germán Codina, presidente de la AChM declaró esta mañana que "Nadie puede hacerse el sordo cuando más de dos millones de personas están diciendo que quieren una nueva Constitución".

Esta consulta fue propuesta para conocer la reacción que los ciudadanos tendrían antes de que se realice el referéndum sobre la asamblea constituyente, en el cual las preguntas serán vinculantes y ayudarán a determinar si la población quiere una nueva Constitución, si esperan que solamente políticos la redacten o los ciudadanos junto con los representantes de partidos, entre otros aspectos.

Ante la probabilidad de conformar una convención constituyente Sebastián Sichel, ministro de Desarrollo Social, comentó esta mañana que será necesaria una representación especial de los pueblos indígenas, para que se vele por sus intereses como no aparece en el informe de la comisión técnica emitida por el congreso, afirmó en entrevista para Radio La clave.

Sichel actuó en respuesta a las demandas del grupo opositor al gobierno en la cámara, que planteó una serie de borradores para la reforma constitucional en la que se integren los temas de paridad de género,elección de representantes comunitarios, participación independiente, afirmó el diputado Matías Walker.

La propuesta de crear una nueva constitución deriva de las demandas sociales que se han recolectado durante casi dos meses de manifestaciones en las calles de diferentes regiones de Chile, sobre todo en la ciudad de Santiago.

La constitución que rige actualmente el país fue aprobada durante la dictadura de Augusto Pinochet, quien gobernó de 1973 a 1990 después de un golpe de estado cometido contra el presidente socialista Salvador Allende.