Pese a prohibición, siguen vendiendo pirotecnia en Tijuana

Aun cuando la autoridad municipal ha difundido en días recientes la prohibición en el uso y venta de fuegos artificiales en la ciudad de Tijuana, de acuerdo con lo dispuesto en el Reglamento para l...

Aun cuando la autoridad municipal ha difundido en días recientes la prohibición en el uso y venta de fuegos artificiales en la ciudad de Tijuana, de acuerdo con lo dispuesto en el Reglamento para la Prevención y Control del Ruido, comerciantes en mercados callejeros siguen vendiendo los cohetes.

En un recorrido por mercados sobre ruedas de la ciudad, Notimex, captó al menos tres puestos que comercializaban fuegos artificiales, cuando el artículo 28 del reglamento citado, advierte que “Se prohíbe el uso de cohetes, explosivos, petardos y otros objetos, substancias o cosas de naturaleza semejante a los antes mencionados en todo el territorio del municipio de Tijuana”.

La única excepción para este artículo, es para casos de demolición, o excavación, previamente autorizada por la autoridad municipal competente. Incluso algunos ciudadanos se mostraron sorprendidos al observar que aún se siguen vendiendo.

Los mercados en los que Notimex detectó la venta de cohetes, fueron el mercado sobre ruedas de la colonia Francisco Villa, Zona Norte, y colonia El Florido. Se trata de lugares que registran gran afluencia que se incrementa con la llegada de las fiestas decembrinas.

Cabe mencionar que recientemente, con los festejos por el aniversario de la aparición de la Virgen de Guadalupe, habitantes de la ciudad reportaron que en algunas iglesias utilizaron fuegos artificiales en la conmemoración.

El Reglamento para la Prevención y Control del Ruido fue aprobado a principios de 2019 en Tijuana, fue publicado en el periódico oficial del Estado, el 29 de marzo, y entró en vigor, a partir del 29 de septiembre del año en curso.

De acuerdo con los funcionarios municipales, las multas a quien sea sorprendido comercializando o utilizando fuegos artificiales, van desde los 800 pesos, hasta los 84 mil, según la gravedad de la falta, incluso se puede llegar a clausurar establecimientos.

Lo dispuesto en el reglamento tiene como fin evitar la contaminación auditiva, y también la contaminación del aire, por lo que una de las dependencias municipales involucradas en este tema es la Dirección de Protección al Ambiente, además de la Dirección de Inspección y Verificación.