LITORAL

CATA DE LETRAS

CATA DE LETRAS

Carlos Fuentes, ensayista

Diego Valadez, coordinador

Periodistas, escritores e intelectuales se reúnen en torno al oficio ensayístico del fallecido escritor mexicano Carlos Fuentes (1928-2012) en las páginas del libro Carlos Fuentes, ensayista, que recoge dos mesas de trabajo organizadas por El Colegio Nacional, donde se habló de la versatilidad con la que el autor de Aura logró reflexionar sobre la historia, la sociedad, la política, la literatura, el cine, etcétera.

Bajo la coordinación de Diego Valadez, el material ofrece una amplia gama de visiones que permiten desentrañar la veta ensayística del intelectual mexicano, desde la perspectiva de otras afamadas plumas como la de Héctor Aguilar Camín, Rolando Cordera, Ignacio Padilla, René Delgado, Ignacio Padilla, Sara Poot Herrera, Federico Reyes Heroles y Jorge Volpi.

Por las páginas de este pequeño tomo desfilan un sinfín de títulos en los que Fuentes vertió sus innumerables intereses, casa uno tiene sus conclusiones, según el tipo de ensayo que analiza, pero cobra especial relevancia la que señala Volpi, como un lector contemporáneo de la obra de Fuentes, quien, desde su perspectiva, igual que Miguel de Cervantes ha querido trastocar su tiempo, modificarlo mediante su propia lectura del mundo, a partir de textos como Terra Nostra, una crítica esencial de la modernidad tras cuya lectura no es posible volver la vista atrás.

Elenísima

Michael K. Schuessler

En los primeros meses de 2017 fue publicada una versión actualizada de Elenísima. Ingenio y figura de Elena Poniatowska, con prólogo de Carlos Fuentes, de Michael K. Schuessler, una lectura indispensable para conocer a uno de los personajes más importantes de la cultura mexicana del siglo XX, no sólo por su capacidad de retratar a la autora, sino por la profundidad con la que se acerca a su circunstancia, el entorno social, político, económico y cultural de su tiempo.

Publicado por Aguilar, esta biografía autorizada habla no solo de la vida y obra de la autora de libros como La noche de Tlatelolco, Hasta no verte Jesús Mío, Querido Diego, te abraza Quiela, De noche vienes, Tinísima, La piel del cielo, Leonora…etcétera, y su origen principesco sino del accidentado proceso de la historia familiar y su trato con autores y artistas que cimbraron a la cultura mexicana, como Octavio Paz, David Alfaro Siqueiros, Carlos Monsiváis y Juan José Arreola.

En medio de anécdotas y recuerdos transcurre este retrato que incluye sus coqueteos con el poder, lo mismo que su activismo social y político, la determinación con la que ha denunciado la violencia gubernamental, los fraudes electorales, represiones estudiantiles, el caso Ayotzinapa y la transición democrática de un país que hizo suyo desde hace ya mucho tiempo.

Los nombres prestados

Verónica Sukaczer

Una nieta y un abuelo son el hilo conductor de Los nombres prestados, de Verónica Sukaczer, un relato que enternece, pero también indigna, una historia no contada, una muerte próxima, una vida que despega en medio de la incertidumbre y de un silencio desgarrador que debe hacerse palabra para no repetirse.

Nube de tinta es la editorial que se da a la tarea de publicar el libro de la autora argentina nacida en 1968, quien cuenta con una veintena de libros para niños y jóvenes, así como un libro para adultos, que le han merecido ya algunos premios literarios.

En este caso es Nina, la protagonista es Nina, una nieta ávida de saber para contar de viva voz, que lucha contra la resistencia de su abuelo, un anciano judío con una historia que jamás ha podido contar y que amenaza con llevarse a la tumba. “Él sabía muy bien a qué me refería, Pero me dijo: -Me voy a morir, y le dije, -Ya lo sé, por eso tienes que contratarme-”.